El Magia Huesca vence a Oviedo y sale del descenso

Peñas Oviedo Magia Huesca baloncesto partido

Muchas jornadas después ha llegado una doble alegría para los peñistas y es que el sufrido triunfo ante Oviedo por 77-70, con prórroga incluida, y la derrota de Marín en Logroño saca a los oscenses de la posición de descenso y volver a pensar que la permanencia en la Liga LEB-Oro es posible. Dos triunfos consecutivos han permitido recuperar la moral y la confianza a un Peñas que sigue vivo.

El primer cuarto finalizaba con el resultado de 14-18. En el segundo Oviedo impuso su mayor acierto y se colocaba pronto con ventaja que llegó a ser de 23-30. Pero apareció Gantt con una acción de cuatro puntos para recortar y situar al Peñas con 27-30 en el inicio de la primera remontada puesto que luego se pasó al 31-30, aunque al descanso se llegaba con uno arriba para los asturianos con 31-32 en el electrónico.

Tras el descanso se mejoró la defensa y eso permitió que el conjunto de Guillermo Arenas siempre estuviera en partido, si bien era Oviedo el que dominaba con cortas rentas para conseguir el Peñas empatar y cerrar el tercer cuarto con 45-45.

Había emoción y sobre todo lo que se veía era un equipo como el Magia Huesca peleando y luchando cada balón y muy metido en partido, algo que le había costado mucho en las jornadas pasadas, y cada vez que Oviedo daba un golpe, el Peñas se recuperaba. Como ejemplo del 48-54, que en otras ocasiones hubiera sido definitivo, se pasó al 56-55.

El partido estaba en la mano de un Peñas que se vio perjudicado por un error arbitral al señalar una falta a Fontet, a pocos segundos del final, con 60-58 a favor de los locales, cuando fue al revés y el que cometió la personal había sido el jugador visitante. Eso permitió empatar a Oviedo e ir a la prórroga.

Pero el Magia estaba muy metido y salió con rabia para tomar la delantera y eso permitió irse con cuatro puntos que hicieron mucho daño al rival. No se falló, se estuvo siempre controlando y acertando en el momento clave para evitar sufrimientos y terminar venciendo por 77-70 ante la alegría de una afición que estuvo volcada con su equipo.

Llegan por fin las alegrías, aunque está claro que todavía quedan nueve jornadas muy duras y que habrá que seguir luchando, sin ir más lejos el domingo que viene ante el FC Barcelona en tierras catalanas. Es uno de los rivales directos por la permanencia.

Comentarios