Punto de mérito y trabajo del Huesca en Elche (1-1)

sd huesca elche sociedad deportiva

La SD Huesca conseguía un valioso punto en Elche, 1-1, que le mantiene en la zona media alta de la clasificación. Vadillo adelantó a los azulgranas con un golazo desde fuera del área, en el 25, pero Pelegrín igualaba de cabeza en el 66. Hubo ocasiones para ambos, en un duro partido, que terminó con Akapo y Aguilera lesionados, aunque parece que no revisten gravedad, a la espera de la evolución. Siete partidos seguidos fuera de casa sin perder, desde que se cayó el 5 de noviembre en Cádiz, seis empates y una victoria.

Anquela repetía el once inicial del triunfo ante el Sevilla Atlético. El Huesca con espacios buscaba la contra, ante un Elche que atacaba con poca profundidad. Samu lo intentaba con un tiro que se iba fuera, preámbulo del golazo de Vadillo en el 25. El sevillano disparaba desde la esquina del área grande, y el balón se colaba por la escuadra del palo largo. Los ilicitanos reaccionaron y buscaron con ahínco el empate. Samu volvía a mandar un chut fuera, y Hervía reventaba el larguero de Herrera. Vadillo y Melero veían amarilla, la del andaluz acarrea suspensión.

En la segunda parte la urgencia apretaba a los locales que atacaban buscando el empate. Aguilera se iba, con molestias por sobrecarga, y entraba Sastre en el 63. En el 66, precisamente tras una falta hecha por éste jugador, Pelegrín remataba de cabeza un balón ajustado, que entraba con un Herrera que hacía la estatua. Samu en el 69 lanzaba al palo, tras una buena parada del portero. En el 70 se iba un combativo Borja, y entraba Vinicus. Akapo, que había recibido un golpe en el abductor en la primera parte en el cuadriceps, como contaba el Doctor Galindo en los micrófonos de Radio Huesca, se iba por Jair en el 81. En el 90 el árbitro anulaba un gol al Elche, ya que había pitado falta previa del jugador que centraba. Reparto de puntos, en un disputado choque, muy duro, especialmente con Samu que recibió numerosas faltas.

Siete partidos sin perder fuera de casa, en una tarde agradable en el Martínez Valero, con casi 9.000 espectadores, algunos de ellos aficionados de la SD Huesca, y de la Peña Fenómenos Oscenses. Partido especial para Akapo, ilicitano, que tenía familiares y amigos en la grada. Próximo partido, el domingo, a las 16 horas, en el Alcoraz, contra el Valladolid.

Comentarios