Casi 100 personas realizarán la Javierada 2017

Del 2 al 5 de marzo, un grupo de 96 personas, pertenecientes a la parroquia de Mª Auxiliadora, participará en una nueva edición de la Javierada, la trigésimo sexta. Este año se bate un record de participantes. A primera hora de la tarde del jueves 2, partirán de la parroquia, dispuestos a completar los 120 kilómetros que unen Huesca con el Santuario de Javier, en Navarra. Allí llegarán el sábado y participarán el domingo en una celebración, que congregará a miles de peregrinos llegados de toda España.

Habitualmente, en la Javierada oscense hay participantes de todas las edades, un buen número de ellos, adolescentes.

A las 3 de la tarde se les despedirá con una sencilla celebración en la parroquia de Mª Auxiliadora. A partir de entonces, los componentes de esta peregrinación iniciarán camino por la A-132 hasta llegar a Ayerbe, en cuyo ayuntamiento dormirán este jueves. Hacia las 3 y media de la madrugada del viernes está previsto el inicio de su marcha, y tras cruzar la sierra de Santo Domingo por Agüero, llegarán a Longás, donde volverán a hacer noche, tras haber recorrido 50 kilómetros. El sábado les quedarán 30 kilómetros más de camino para llegar a Javier. Ya el domingo, saldrán varios autobuses desde Huesca, con familiares y otras personas interesadas en participar en la gran celebración.

A lo largo del camino, son numerosos los restaurantes, asociaciones o colectivos que se interesan por los caminantes, ofreciéndoles alimentos, ánimos o cobijo.

Desde mediados de enero, los participantes en la Javierada, acompañados de amantes del senderismo, han ido realizando los sábados diversos recorridos, cada uno un poco más largo que el anterior, para ir entrenándose y cogiendo fuerzas de cara a esta peregrinación. Así, en enero comenzaron realizando la Ruta de las Ermitas de Huesca, con 20 kilómetros de recorrido. En un segundo fin de semana, a lo largo de 25 km., recorrieron los Siete Lugares. La tercera salida, bajo el título de Mondó, fue de Chimillas a Banastás, Castillo Nisano, Carrasca de Becha y Alerre, en total, 30 kilómetros. El primer fin de semana de febrero hicieron 32 kilómetros en la vuelta al Salto del Roldán. La siguiente semana, fueron hasta el castillo de Loarre, en un recorrido de 35 kilómetros, y en la última prueba realizada, hicieron 45 kilómetros, yendo al embalse de Montearagón, Barluenga, o Sescún, entre otros lugares.

Cada uno de los recorridos preparatorios lleva como título una de las aspiraciones del peregrino: humildad, generosidad, tenacidad, paciencia, austeridad, caridad y diligencia.

Comentarios