Barbastro recuerda al guardia civil José Antonio Pérez un año después de su muerte

guardia civil funeral

Este sábado 4 de marzo se cumple un año del atropello mortal del agente del instituto armado, José Antonio Pérez. Por este motivo, la Guardia Civil organiza en Barbastro un acto de recuerdo y homenaje que consistirá en la celebración de la Santa Misa en la Catedral, a las 12:00 horas, y posteriormente se descubrirá una placa en el cuartel. En el acto participarán representantes de diferentes instituciones y colectivos sociales de la ciudad.

El suceso ocurrió la noche del 4 de marzo de 2016 en un control de alcoholemia ubicado en una rotonda de acceso a la localidad de Barbastro. El joven, en aquel momento menor de edad, se negó a detener su vehículo y emprendió una huida en la que arrastró más de 500 metros a José Antonio Pérez, que falleció minutos después.

La muerte de José Antonio Pérez causó gran consternación y dolor en la ciudad del Vero. El entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, impuso de manera póstuma y previa al funeral celebrado en la Catedral, la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil al agente fallecido.

La magistrada del Juzgado de Menores de Huesca impuso al joven una medida de seis años de internamiento en régimen cerrado y libertad vigilada con asistencia educativa durante cinco años más. Además, la privación del derecho a obtener permisos de conducción durante dos años.

Tras la conclusión de los nueve meses en régimen cerrado y hasta que la sentencia sea firme, a petición del Ministerio Fiscal, la magistrada acordaba la libertad vigilada para el joven, como se encuentra actualmente desde el pasado 4 de diciembre.

La Audiencia Provincial de Huesca aceptaba recientemente uno de los puntos del recurso presentado por la acusación particular y dictaminaba que el joven no puede acercarse a la viuda y la hija del fallecido. Desestimaba, sin embargo, la prohibición de acercamiento al resto de los familiares de la víctima (medida que reclamaban la viuda y la hija) por considerarla demasiado genérica e indeterminada.

La medida de libertad vigilada conlleva para el joven las obligaciones de presentarse diariamente en el Juzgado de Menores de Huesca o en el de Barbastro y ante la Policía Local de Barbastro los sábados, domingos y días festivos; residir en su domicilio de Barbastro y la prohibición de ausentarse sin autorización judicial de la localidad de residencia y la prohibición de salir del territorio nacional debiendo entregar su pasaporte, si lo tuviera. Ahora no puede acercase a la viuda y la hija de José Antonio Pérez.

La Audiencia Provincial de Huesca responderá en los próximos días a los recursos presentados tras la condena por la muerte del guardia civil de Barbastro. Así lo transmitían los jueces a las partes tras la vista que se celebraba en la Audiencia Provincial. Una vez definida la postura del tribunal en ese plazo, la condena contra el joven que atropelló al agente del Instituto armado podría ser firme, si no hay recurso ante el Tribunal Supremo.

En los recursos, la acusación particular mantiene su petición de diez años de internamiento. La defensa insiste en la absolución del joven al rechazar el dolo y calificar los hechos como imprudentes.

El agente fallecido era José Antonio Pérez Pérez de 54 años de edad y natural de Zamora, aunque residía en Barbastro desde hace 27 años, donde trabajaba como guardia civil de tráfico. Estaba casado y tenía una hija.

Comentarios