La comisión de Barasona vuelve a pedir una lámina estable que permita el desarrollo de actividades turísticas

Sorprendidos e indignados se mostraban los miembros de la comisión de Barasona ante el planteamiento, por parte de la comunidad de regantes del canal de Aragón y Cataluña, de explotar turísticamente el embalse de San Salvador. En la reunión que celebraban, este martes, recordaban que, por parte de los regantes, siempre se les ha dicho que el uso preferente del agua de Barasona es regadío, consumo humano y usos turísticos, y, además, consideran, que, esta propuesta, puede hacer que se vuelvan a repetir los problemas que, la mala gestión del agua por parte de la comunidad de regantes del Canal de Aragón y Cataluña, dejaron, el pasado verano, con Barasona al 18% y el municipio de La Puebla de Castro sin abastecimiento.

Eusebio Echart, vicepresidente comarcal, indicaba que van a exigir la revisión de los planes y pactos que contemplan los usos turísticos de los embalses y volverán a pedir una lámina estable en Barasona. No se está en contra, matizaba Echart, del uso turístico de San Salvador, que, recordaba se construyó para atender las necesidades de riego, siempre y cuando en el pantano ribagorzano se garanticen una lámina estable de agua que permita el desarrollo económico del territorio..

En la reunión, tanto el alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, como el vicepresidente de los Empresarios de Ribagorza, José Ramón Colomina, hacían referencia al Pacto de Piñana firmado en 1992, exigiendo que se respete su espíritu. Recoge que entonces ya se regaban 90.000 hectáreas, de las 104.850 que tenía la superficie regable del Canal de Aragón y Cataluña, y donde se establece también que Barasona es solidario cediendo no más de 50 hm3. Lagüens, añadía que, el planteamiento de los regantes, les pone en posición de ventaja para exigir que el plan turístico, regulado en todos los planes de cuenca del Ésera, se lleve a efecto.

En la actualidad la superficie regable del Canal es de 107.000 hectáreas y que se cuenta, para ello, con 137 hm3 más, los que aporta San Salvador.

Colomina se preguntaba cuál es el uso verdadero que los regantes le quieren dar San Salvador y añadía que si es turístico será en detrimento de una zona deteriorada, con un pantano, por el que hubo expropiaciones y ninguna restitución territorial. Además de no entender que quieran explotar San Salvador y no permitan ese mismo uso en Barasona.

Maite Bardají, alcaldesa de La Puebla de Castro, se mostraba indignada por el planteamiento de los regantes y porque primen unos territorios sobre otros. Recordaba que San Salvador se abastece de Barasona, con lo cual, siempre tendrán garantizada una lámina y pedía comportamientos más solidarios, por parte de los regantes y de la CHE, con los pueblos que han sufrido los efectos negativos de la construcción de un pantano. Manifestaba el apoyo de la comisión a la estructura empresarial generada en el entorno del pantano.

Todas estas cuestiones se recogen en un documento, en el que la comision de Barasona insta a la comunidad de regantes y a la Confederación Hidrográfica del Ebro a que trabajen para garantizar una lámina estable de agua en el embalse de Barasona que permita el desarrollo económico de la Ribagorza. También pedirán explicaciones a las administraciones e instituciones implicadas, como la CHE, y aquellas otras a los que los regantes se han dirigido para plantear el uso turístico de San Salvador.

Comentarios