Proceso para declarar BIC las tumbas de Galán y García Hernández

La dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón ha iniciado el proceso para que la tumba de Fermín Galán, en el cementerio civil de Huesca, y el nicho de Ángel García Hernández, en el cementerio católico, los capitanes que protagonizaron la sublevación de Jaca, sean declaradas Conjunto de Interés Cultural, Sitio Histórico, una de las categorías recogidas en la catalogación de Bien de Interés Cultural del Gobierno de Aragón. Se enmarca este proceso en los trabajos que se están llevando a cabo para la redacción, por parte del Gobierno de Aragón, de una Ley de la Memoria Democrática. Hay que recordar, además, que el director general de Cultura, ya anunció el inicio de esa causa, el pasado mes de noviembre, en el transcurso de unas jornadas celebradas en Zaragoza, en torno al exilio.

Ambos capitanes, Galán y García Hernández, fueron fusilados, el 12 de diciembre de 1930, dos días después del levantamiento. Sus tumbas son visitadas, todos los años, el 1 de noviembre, por la corporación municipal. El expediente abierto señala que ambas sepulturas están vinculadas a dos personajes que han pasado a la historia como los artífices de la sublevación republicana de Jaca del 12 de diciembre de 1930, que supuso un impulso decisivo para el advenimiento de la Segunda República Española en abril de 1931, hechos de notable relevancia en nuestra historia reciente.

La categoría de Sitio Histórico define el lugar o paraje natural, vinculado a acontecimientos o recursos del pasado, creaciones humanas o de la naturaleza, que posean valores históricos o de singularidad natural o cultural.

Ahora se abre un periodo de información pública, durante un mes, para la presentación de alegaciones, antes de que el expediente quede resuelto, en un plazo máximo de 18 meses.

La incoación de este proceso de declaración de BIC supone de forma inmediata la protección para los conjuntos de interés cultural, así como la suspensión de licencias municipales para obras o actividades en la zona afectada.

Los fundamentos históricos del inicio de la declaración de BIC recuerda que, junto a la tumba de Galán, en el cementerio civil, se encuentran otras de relevancia histórica, como la del ex presidente de la Diputación en la II República, Sixto Coll. Por su parte, en el pabellón de nichos donde se encuentra García Hernández, reposan los restos de personajes conocidos, que aportan diferentes datos históricos.

Comentarios