Jaca seguirá albergando la sede de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos

La visita del consejero Vicente Guillén a la sede de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos en Jaca es un primer contacto para preparar la próxima presidencia de esta entidad, a la que Aragón accederá en el mes de noviembre. En su visita, el consejero de Presidencia del  Gobierno  de  Aragón explicaba que se ha pasado por una situación de incertidumbre en la que podía peligrar la continuidad de la sede en Jaca, situación que, añade, se ha solucionado con la designación de la Cámara de Cuentas de Aragón para fiscalizar los datos de la CTP.

La CTP está compuesta por las seis regiones aragonesas y francesas transfronterizas y el Principado de Andorra. La aportación es paritaria por tanto, explicaba su director, había dudas sobre quién tenía que fiscalizar sus cuentas. Finalmente será Aragón.

MÁS FINANCIACIÓN PARA “MICRO PROYECTOS”

La reunión de este jueves servía también para hablar de los proyectos que quiere poner en marcha la CTP y que previsiblemente coincidirán con la presidencia aragonesa. Ya gestiona los fondos europeos POCTEFA, y su próximo objetivo es gestionar también otra línea de subvención a “micro proyectos”. Se trata de dar cabida a proyectos de menor cuantía que los que ya atiende el POCTEFA, que deben superar los 80.000 euros, y llegar así a más entidades locales. Estarían ligados también a los fondos FEDER europeos. Así lo explicaba Jean-Louis Valls, director de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos.

La Comunidad de Trabajo de los Pirineos nace en 1983 con el apoyo del Consejo de Europa que aspira a dotar la zona pirenaica de una estructura de cooperación transfronteriza similar a las existentes en otras fronteras europeas.

En 2005, la CTP se dota de un Consorcio, entidad jurídica sujeta al derecho público español, que le aporta un nuevo impulso de intervención, especialmente en el ámbito de la gestión de fondos y de programas europeos.

Comentarios