El exjefe de la 'policía patriótica' "confiaba" en su "imaginación poderosa como policía"

Eugenio Pino José Villar del Saz

Es la declaración como testigo del recientemente jubilado Director Adjunto Operativo de la Policía Nacional y excomisario provincial de Huesca, Eugenio Pino, ante el juez José de la Mata, el pasado 16 de febrero. Un testimonio que irritó a toda la sala por la vaguedad de sus respuestas, las continuas contradicciones y su supuesto desconocimiento del origen de la información, contenida en un pendrive, que apuntaló la investigación contra el clan Pujol. Y dilucidar este aspecto es clave, porque el juez sospecha que esa documentación fue robada y puede anular en todo o en gran parte la causa por la doctrina del fruto del árbol envenenado. Según informa la Cadena SER.

Eugenio Pino fue el número tres del Ministerio del Interior durante más de cuatro años y jefe de la denominada policía patriótica, que elaboró informes contra dirigentes soberanistas como el de la falsa cuenta en Suiza del exalcalde de Barcelona, Xavier Trias; y también otros como el informe PISA contra Podemos, rechazado de plano por la justicia. Además, durante su mandato han sido redactados otros sobre el caso Faisán o los atentados del 11-M, que la Fiscalía de la Audiencia Nacional acaba de rechazar porque no aportaba nada nuevo a la investigación.

PROVOCA LA EXASPERACIÓN DE LA SALA

En su declaración ante el juez, Eugenio Pino incurre en numerosas contradicciones y no responde con claridad ni a las preguntas más concretas, lo que provoca la exasperación de la Sala. El juez José de la Mata ni siquiera pudo obtener respuesta a la pregunta de cuándo le entregaron el pendrive.

Acorralado por las preguntas, Eugenio Pino contradice su escrito presentado al juzgado y no es tajante ante el juez respecto a si el pendrive procedía de la agencia Método 3. Un alto cargo policial supuestamente acostumbrado a emplear métodos científicos, que dice ahora que confía en su "poderosa imaginación como policía" para llegar a sus conclusiones.

En su escrito, Eugenio Pino llegó a afirmar que el expresident Pujol había pagado 700.000 euros a Método 3 por la información del pendrive. Ante el juez dijo que era solo un rumor.

El exdirector Adjunto Operativo de la Policía también aseveró que tiene el defecto de dar por sentadas las cosas.

En su escrito, Eugenio Pino llegó a afirmar que el expresident Pujol había pagado 700.000 euros a Método 3 por la información del pendrive. Ante el juez dijo que era solo un rumor.

Admitió que no tenía un registro para anotar la recepción del pendrive, y comprobar así si se ha seguido la cadena de custodia. Eugenio Pino pide perdón y concede que habrá que modificar el procedimiento.

La falta de concreción y evasivas de Eugenio Pino provocaron el enfado del fiscal Anticorrupción, Fernando Bermejo, quien incrédulo ante el testimonio, elevó el tono de voz.

Irritado preguntó también el abogado del Estado, Edmundo Bal, por qué había acudido al juzgado si su declaración no aportaba nada. "Por la añoranza de un jubilado", contestó Eugenio Pino.

Eugenio Pino no descartó que se hubieran utilizado fondos reservados para comprar la información de los Pujol. Insinuó que pudo hacerlo sin que él lo supiera su subordinado, Marcelino Martín Blas.

Solo reconoció que ordenó a uno de sus ayudantes, el agente Bonifacio Díaz, que investigara en Andorra a la familia Pujol.

Eugenio Pino añadió que su policía había redactado otro informe "secreto" sobre la vivienda en Cerdeña de Jordi Pujol Ferrusola, que "puede reclamar su señoría" en referencia al juez José de la Mata, para incorporarlo a la causa. Las fuentes jurídicas consultadas añaden con sorna que si este informe "pagado con nuestros impuestos" es similar a los otros redactados por la Policía Patriótica de Pino, solo servirá para entorpecer el procedimiento.

Comentarios