Reunión con el sector del barranquismo para cotejar información en torno a la rana pirenaica

El jefe del Servicio de Biodiversidad de la Dirección General de Sostenibilidad, Manuel Alcántara, se ha reunido en la sede de CEOS-CEPYME en Huesca con representantes del sector empresarial relacionado con los deportes de aventura, como son la Asociación de empresas de Turismo Deportivo en Aragón (TDA) y la Asociación Española de Guías de Montaña (AEGM). La intención del encuentro era el intercambio de información entre el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad y el sector empresarial para consensuar la elaboración del Plan de Protección de la Rana Pirenaica, una vez desechado el borrador inicial del plan.

Se trataría de la primera reunión de una ronda de contactos que proseguirá en dos semanas con un encuentro con la Federación Aragones de Montañismo (FAM). Una vez consultado el sector empresarial, se mantendrán reuniones con los ayuntamientos y organismos locales interesados en la elaboración de un plan que recoja los intereses de la mayoría y siempre desde el respeto al medio ambiente.

La reunión ha servido para poner sobre la mesa los puntos conflictivos sobre la cartografía de distribución de la especie. El Departamento ha solicitado información cartográfica de los barrancos con usos deportivos o turísticos para cotejarla con la que la Administración maneja sobre la especie a proteger. Se les ha pedido información concreta no solo de los barrancos, sino de sus lugares de acceso, grado de utilización del barranco, cuándo se desarrolla la actividad, etc., en definitiva la causística de los diferentes barrancos para poder modular la actividad sin perjuicio de la conservación.

Asimismo, se han tratado aspectos relacionados con el desarrollo de la actividad como la organización de los grupos que vienen a practicar el barranquismo o detalles que tienen que ver con la limpieza de los trajes de neopreno, puesto que existe un hongo muy dañino para la especie que puede transmitirse a través del neopreno.

En definitiva ha sido un primer encuentro de carácter técnico donde ha habido receptividad por ambas partes para trabajar en la elaboración de un plan que proteja a un anfibio que se localiza exclusivamente en el Pirineo y está catalogado como especie amenazada en Aragón. En los últimos años se ha producido una drástica disminución de su población, puesto que en el 40 % de las localidades estudiadas presenta una baja densidad o incluso ha desaparecido.

Comentarios