Ventas on line, impuestos o altos alquileres, problemas para la subsistencia del comercio

comercio

Los comerciantes han dejado atrás la época de rebajas y miran a la próxima temporada con preocupación, por la cantidad de frentes abiertos que tienen y por las grandes competencias con que cuentan. Grandes superficies o comercio on line, además de impuestos, alquileres, o leyes muy estrictas hacen que el sector tenga muchas fluctuaciones, con negocios que acaban cerrando.

La presidenta de la Asociación de Empresarios de Comercio, Ana Isabel Claver, recordaba que tras la gran crisis, en 2015 las ventas aumentaron mucho, pero 2016 fue un año raro, en el que las ventas volvieron a estancarse, lo que causa inquietud, porque los comerciantes constatan que ni la campaña de invierno, ni las rebajas han ido todo lo bien que sería deseable. La difícil situación del sector queda patente en el gran número de comercios que han cerrado últimamente, principalmente en zonas como los Cosos o Ramiro el Monje. Los enemigos son muchos. Uno, de absoluta actualidad, el comercio on line con todas las ventajas de que disfruta.

Claver indicaba que otro frente que tiene abierto el comercio tradicional son las grandes superficies. Pueden competir con ellas en cuanto a atención o calidad, pero no en cuanto a precio. Recuerda, en todo caso, que en Huesca hay muchos comercios de siempre que, con su buen hacer, han subsistido. Otros pagan la inexperiencia o el desconocimiento de cómo funciona un negocio comercial.

Y es que las cosas ya no son, dicen, como en los años 80, cuando se abría una tienda y los clientes entraban solos. Ahora hay que salir a buscarlos. Un buen comerciante debe moverse muchísimo, ir a ferias, controlar internet, redes, tener perfiles sociales, incluso venta on line, y además de eso, saber atender bien a quien entra por su puerta. La presidenta de la Asociación de Comerciantes asegura, de todas formas, que quien lo hace bien, está aumentando sus ventas.

Comentarios