Las mujeres con discapacidad soportan una doble discriminación

La situación de las mujeres con discapacidad y los problemas derivados de su condición han sido visibles en la voz de la presidenta de la Fundación Disminuidos Físicos de Aragón. Hablaba Marta Valencia de las ocasiones en las que las asociaciones para mujeres recomiendan acudir a una entidad dedicada a las personas con discapacidad y viceversa, por lo que la pelota pasa de tejado sin solucionar el problema.

Era una de las voces que participaban en la jornada “Derechos de las mujeres con discapacidad”, organizada por el Gobierno de Aragón y Cadis. La consejera de Servicios Sociales, María Victoria Broto, hablaba de incluir esta situación especial de doble discriminación en la futura Ley de Servicios Sociales que se está elaborando.

Se hablaba también del derecho al voto de las personas con discapacidad como una forma de conseguir la verdadera igualdad, o de violencia de género, una realidad que hay que afrontar. Aragón es pionera en la elaboración de un protocolo específico para prevenir y atender situaciones de mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género. Se trata de que todos los medios de los que se disponen para mujeres víctimas de esta situación estén adaptados a las mujeres con discapacidad, algo que no siempre ocurre. También hay que trabajar de forma especial para facilitar que mujeres con problemas de coumnicación sepan detectar y trasladar su caso.

La doble discriminación necesita también acabar con la invisibilidad de la mujer discapacitada, una tarea en la que ha trabajado esta jornada de debate que se celebraba en el Centro Cultural Palacio Villahermosa de Huesca. Contaba con las intervenciones de la presidenta de DFA, Marta Valencia; el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente; la directora del IAM, Natalia Salvo, y Pilar Martín, del Ayuntamiento de Huesca.

Comentarios