Brecha salarial y brecha laboral

Las mujeres en Aragón cobran 6.353 euros brutos menos que los hombres al año. Son datos del último informe elaborado por el sindicato UGT. La desigualdad no sólo se ve en el salario, también el número de puestos de responsabilidad ocupados por mujeres o en las cargas familiares que atienden. Según datos del INE de 2014 el hombre cobra por hora trabajada un 12% más. Por tipo de trabajo, los hombres son mayoría en los puestos de responsabilidad y cobran un 23% más por ese tipo de puesto de trabajo.

Hay quien prefiere hablar de brecha laboral y no de brecha salarial, en referencia, no a la desigualdad por igual trabajo, sino a la desigualdad por tipo de trabajo. Las mujeres son minoría en puestos de responsabilidad y mayoría en jornadas parciales. En ocasiones ven truncada su trayectoria laboral por cuidado de hijos. Según datos del Gobierno de Aragón, el 93% de las excedencias por cuidado de hijos o dependientes fueron para mujeres. De las 1.588 excedencias concedidas, sólo 110 fueron a hombres.

Para la presidenta de la asociación de mujeres empresarias, Carmen Fernández, el trabajo que queda por hacer es de todos: empresarios, sociedad en general y Administración. En este punto la consejera de Derechos sociales habla de impulso a la Ley de Dependencia o a las escuelas infantiles 0-3 años. La Federación de Asociaciones de Madres y Padres por su parte, Fapar, pone el acento en educación en corresponsabilidad en el colegio y en que los centros puedan flexibilizar horarios con horarios madrugadores antes de empezar las clases o con la apertura de algunos colegios durante el verano.

Los sindicatos aportan datos. Rosa Serrano, responsable provincial de UGT, asegura que el último informe del sindicato habla de un peor dato a nivel regional que nacional. “Las mujeres en España cobran un 23’8% menos que los hombres, una cifra que en Aragón aumenta dos puntos hasta el 25’8%”. Esta diferencia se agrava, explica Serrano, en las mujeres que están en edad de jubilación, “que aumenta 14 puntos”. También pone el acento en el “papel residual” que tienen las mujeres en los empleos relacionados con las nuevas tecnologías de Información y Comunicación, las llamadas TIC.

Desde CCOO Begoña Pérez habla de una situación agravada por la crisis y los recortes, y de medidas que quedan pendientes, como las excedencias por cuidado de familiares o los complementos salariales. También habla de una desigualdad en la valoración del trabajo. “Un peón de la construcción cobra el doble que una peón de limpieza”, explica.

Comentarios