El deterioro de la Catedral de Barbastro llega a las Cortes de Aragón

Catedral de Barbastro

El grupo popular en las Cortes aragonesas insta este jueves a través de una Proposición No de Ley al Ejecutivo autonómico a liderar la restauración de la Catedral de la ciudad del Vero. Lo hace después de que el Ayuntamiento de Barbastro se pronunciase por unanimidad para la revisión y actualización del Plan director de 1999 y la necesidad de que se ejecuten con la máxima celeridad las actuaciones más urgentes.

El Plan director de 1999 de Joaquín Naval Mas recogía actuaciones como el saneamiento y drenaje de aguas procedentes de la cubierta, los problemas relacionados con humedades procedentes de subsuelo o de la cubierta y alteraciones y degradaciones de los materiales que la componen. Estos figuran entre los problemas más acuciantes.

La falta de actuaciones puntuales a lo largo de estos 18 años ha empeorado la situación de la Catedral.

La arenización, escamación y desplacación del material hacen que la sección del muro y su capacidad portante se reduzcan y puedan dar lugar a problemas de estabilidad, según el informe de Naval Más, quien considera los aleros perimetrales de piedra como la parte más afectada del edificio. Y finalmente en las fachadas hay serios problemas por el deterioro progresivo de la piedra.

En cuanto a la Torre-Campanario hay un grave problema con la anidación de cigüeñas, que ponen en riesgo la estructura de la misma, deterioran los materiales constructivos, impiden visitas y ponen en riesgo la integridad de los ciudadanos que pasean a sus pies. Hay ya un total de doce nidos entre la Torre y la Catedral. Creemos totalmente necesaria una restauración global de la Catedral, de cara a conservar uno de los patrimonios más importantes que tenemos en Barbastro, Huesca. Aragón y España, declarada como hemos dicho Monumento Nacional y Bien de Interés Cultural de Aragón.

El impresionante interior de la Catedral de Barbastro contrasta con el estado exterior del edificio, donde se detectan problemas y patologías de sus fábricas y de otros elementos constructivos, como consecuencia del paso del tiempo y de la influencia de los medios externos que han afectado, negativamente, en la conservación.

Si bien se han solucionado las goteras más grandes, la recogida de aguas y la cubierta son ya una prioridad acuciante que hay que acometer con la mayor urgencia. El estado de las cubiertas requiere de retejados a fondo. En los muros, el mayor peligro que acecha a la estructura de muros es la pérdida del material por los efectos de las humedades y las variaciones térmicas de origen climático.

La catedral Santa María de la Asunción de Barbastro, de estilo gótico - renacentista, fue construida entre los años 1517 – 1533, declarada Monumento Nacional el 3 de Junio de 1931 y seguidamente, el 4 de junio, Bien de Interés Cultural de Aragón.

Comentarios