Reivindicación del magisterio y de la figura del docente en el 175 aniversario de estos estudios en Huesca

El 5 de marzo de 1842 se inauguraba la Escuela Normal de Maestros de Huesca. Quince años después, en 1857 lo hacía la Escuela Normal de Maestras. Allí arranca una larga historia de formación de miles de educadores que llega a nuestros días con el actual grado de maestro dentro de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación. A lo largo de todo un año, multitud de actos van a recordar todo el trabajo que ha dado a estos estudios un gran prestigio, recordando la trascendencia que estos estudios han tenido en la sociedad oscense.

El Vicerrector del Campus Oscense, José Domingo Dueñas recordaba que este aniversario ha de servir para reivindicar la figura y profesión del maestro y la maestra, que ha sido siempre una de las piedras angulares de la sociedad: en momentos de guerra y de paz, de República y de Monarquía, de represión, de penurias económicas... pero se ha convertido en una de las figuras básicas fundamentales, en torno a la cual se organiza el colectivo, la comunidad y el grupo.

Dueñas también reivindicaba los estudios de maestro, como estudios universitarios. Pasaron a formar parte de la universidad a partir de 1970, no hace tantos años. Los estudios de Maestro son estudios de grado, que se han equiparado a cualquier otro estudio, prueba del reconocimiento que se le debe a la figura del maestro. Aseguraba que, cuanto mejor formados estén los maestros será mejor para la sociedad, que es más capaz de afrontar dificultades y crisis cuando la formación es sólida y amplia.

Y finalmente, el vicerrector reivindicaba la facultad, que realiza un magnífico trabajo, siendo el centro más numeroso del campus de Huesca.

La decana de la Facultad, Marta Liesa, recordaba que los estudios de Magisterio han cubierto gran parte de la oferta de los estudios superiores en la ciudad, y han servido para la promoción social y cultural de Huesca, con una gran repercusión económica. Añadía que, en la actualidad, la Facultad goza de muy buena salud, que es uno de los centros más importantes del campus, con más de 1.000 alumnos, y que ofrece una titulación muy demandada, profesionalizante y que recoge a un alumno vocacional.

La celebración del 175 aniversario de los estudios de Magisterio en Huesca cuentan con una ambiciosa agenda de actos

Ex directores de la escuela como José Mª Nasarre o Fernando Alvira también están colaborando en recomponer la historia de la facultad, junto al equipo decanal y el claustro de los profesores, que han aportado ideas para sacar adelante el proyecto.

Mariano Carderera fue el fundador de la Escuela de Maestros. Por ella, han pasado cientos, miles de alumnos y de docentes. Atesora entre los nombres más significativos los de Joaquín Costa, Ramón Acín, María Sánchez Arbós, José María Eyaralar, Vicente Campo o Manuel Ángel Ferrer.

En este año habrá una mesa redonda de maestros de distintas generaciones, y otra de diplomados en Magisterio, que han ejercido otras profesiones. Habrá diferentes talleres, concurso de microrrelatos y otro de relato corto bajo el tema “Mi estancia en Magisterio”. En cuanto a espectáculos, se contará el 16 de marzo con la actuación de los Titiriteros de Binéfar, con “El hombre cigüeña”, así como una performance con estudiantes, o una aproximación a la obra musical, poética y literaria de José Antonio Labordeta. Se presentará el libro “Contribuciones al estudio del Aragonés”, con un recital de canciones en Aragonés. Y además, se pretende hacer una historia del magisterio, con una memoria gráfica de la Institución, recopilación y publicación de las calles de los pueblos del Alto Aragón asociadas a nombres de maestros, así como de espacios y calles de Huesca con relación a estos estudios. Finalmente, se publicará un libro de protocolo del 175 aniversario.

Comentarios