Dictaminado para pleno la nueva normativa urbanística que regirá en Jaca las explotaciones intensivas de porcino

La comisión de urbanismo del Ayuntamiento de Jaca, ha dictaminado para pleno la modificación del plan general de ordenación urbana, que afecta a la instalación de nuevas explotaciones intensivas de porcino. En el mismo se contempla que las nuevas explotaciones intensivas de porcino están limitadas a una distancia mínima de 2.200 metros de los núcleos urbanos.

Con esta limitación, dentro de los 33 pueblos del término municipal de Jaca, sólo quedan tres zonas posibles para su instalación, una en Abena y dos en Ascara. El pleno extraordinario para su aprobación se realizará el lunes día 13 a las ocho de la tarde. Está previsto que cuente con el voto a favor del PSOE, CHA, Cambiar Jaca y Aragón Si Puede, y el voto en contra del PP y PAR.

El 20 de marzo concluía la moratoria que aprobó el Ayuntamiento de Jaca, para estudiar una nueva normativa. En la sesión ordinaria del mes de febrero, el equipo de gobierno del PSOE llevó a pleno una modificación del plan, que no salió adelante, al no contar con mayoría absoluta. Ahora tras las nuevas reuniones, CHA , modifica su voto de la abstención a estar a favor con la modificación, dado que se han tenido en cuenta alguna de sus propuestas.

El PSOE señala que esta nueva normativa, no es prohibición, es limitación, haciendo constar que quedan tres sitios posibles, uno en Avena y dos en Ascara. También manifiestan que sólo se refieren a la ganadería intensiva, no a la extensiva. Por otro lado en el periodo de exposición pública se podrán presentar las propuestas y alegaciones que cada uno considere oportuno

El PP, como ya manifestó en el anterior pleno, pide una comisión específica para debatir este tema. Ha habido un año para estudiarlo y no se ha hecho nada, y ahora se lleva a pleno sin haberse analizado en profundidad

El PAR señala que el porcino es la única ganadería rentable a día de hoy. Manifiestan que los partidos políticos no deben dar lecciones al mundo rural. Plantean que puede surgir la oportunidad de obligar a una empresa a que cree una sección de despiece, con la condición de dar licencias,… Tienen claro que la actividad principal de la zona es el turismo, pero hay que compatibilizarlo. Con todo esto piden un punto de equilibrio,

Por su parte CHA quiere que el límite entre los núcleos urbanos y las explotaciones se establezca en 2200 metros, y que se limite al porcino intensivo. También exigen una normativa para que controle más no sólo purines, sino también otros vertidos, con el correspondiente régimen sancionador. De igual forma solicitan un estudio del IPE.

Comentarios