El acceso al salto de Bierge el próximo verano será de pago

Salto de Bierge con mucha gente

La regulación del salto de Bierge ya está plasmada en un primer boceto del proyecto que está previsto implantar el próximo verano. Las administraciones implicadas conocerán el documento el próximo viernes. Las principales medidas que recogerá serán la limitación del número de usuarios que puedan acceder a este azud artificial y también la limitación de la capacidad de vehículos en el parquin. Para ello el Ayuntamiento de Bierge elaborará una ordenanza donde se establecerán tasas económicas, aunque no anticipan detalles hasta conocer los resultados del informe.

El aforo máximo de esta poza podría rondar las 300 personas, según se apuntaba en las reuniones periódicas que mantenían las administraciones implicadas en este proyecto. Desde el Ayuntamiento de Bierge valoran el trabajo que se está desarrollando para solucionar el problema de masificación que sufre el entorno, puesto que el pasado año “llegaron en un mismo día 28 autobuses cargados de personas”, según apostilla el alcalde Fernando Campo.

La gran afluencia de público se daba especialmente en determinados fines de semana de julio y de agosto y conllevaba problemas tanto de seguridad como de higiene por la gran cantidad de basura y residuos que quedaban abandonados en este espectacular paraje, enclavado en el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara.

El Gobierno de Aragón, la Comarca de Somontano; Confederación Hidrográfica del Ebro; Ayuntamiento de Bierge y asociaciones de empresarios y deportivas mantienen reuniones periódicas para avanzar en esta normativa jurídica que limite la capacidad de este entorno natural. El objetivo es compatibilizar el uso lúdico con la protección del medio ambiente puesto que en la actualidad se carece de la misma, y por tanto, existe un ‘vacío legal”.

En determinados fines de semana de julio y de agosto, el salto de Bierge recibe a más de mil bañistas con los problemas de seguridad e higiene que conlleva dicha afluencia. Se trata de un azud artificial para aprovechamiento hidroeléctrico que se encuentra en el término municipal de Bierge, dentro del área de influencia del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara.

Comentarios