El Ayuntamiento de Barbastro mantiene "las mismas condiciones" para la oficina de mediación hipotecaria

El consistorio de la ciudad del Vero aclara a través de un comunicado que el servicio municipal de asesoría hipotecaria continúa prestando la misma atención que desde el pasado mes de junio, cuando se puso en marcha. Responde de este modo a una nota del grupo Cambiar Barbastro en la que denunciaban que “a partir de ahora únicamente se prestaría dicho servicio para aquellas personas en riesgo habitacional”.

El servicio, denominado Oficina de mediación hipotecaria, tiene los objetivos de prevenir y, en su caso, atender las situaciones de emergencia habitacional garantizando la información, el asesoramiento y el acompañamiento en la búsqueda de soluciones adecuadas a cada situación personal o familiar.

Se trata de un servicio gratuito que ofrece el Ayuntamiento de Barbastro a todas las personas que se encuentren en dicha situación de emergencia y que lo soliciten. Para atender este servicio el Ayuntamiento cuenta con los servicios de un asesor especializado en la materia.

Hasta el momento en que se conoció la sentencia del Tribunal Europeo del pasado mes de diciembre relativa a la declaración como abusivas de las cláusulas suelo, unas cincuenta personas habían hecho uso de los servicios de la citada oficina de mediación.

Tras la sentencia del Tribunal Europeo, el Ayuntamiento de Barbastro, siguiendo las recomendaciones de la Dirección General de Consumo del Gobierno de Aragón y de la Federación Española de Municipios y Provincias, atiende a las personas que así lo solicitan en la Oficina del Consumidor, asesorándoles sobre los pasos a seguir para reclamar ante su entidad bancaria los importes que, según dicha sentencia, les correspondan.

El procedimiento establecido por el Ejecutivo autonómico para estos casos consiste en la entrega de la documentación necesaria para poder reclamar ante la entidad bancaria, con una completa información sobre el procedimiento y con ejemplos prácticos para que las personas afectadas puedan cumplimentar, de forma sencilla, los formularios.

Estas reclamaciones nada tienen que ver con las situaciones de emergencia habitacional y, por tanto, su tramitación debe ser similar a las que se presentan habitualmente en materia de consumo. Ante el elevado número de consultas que se están atendiendo y que se esperan sobre las cláusulas suelo, el Ayuntamiento reforzará, en las próximas semanas, la Oficina de Atención al Consumidor contratando un nuevo trabajador.

Comentarios