Espacio Pirineos seguirá siendo un centro vivo en su nueva temporada

La recién iniciada temporada de Espacio Pirineos, la undécima, va a seguir la línea de trabajo de las anteriores aunque, en esta ocasión, la atención estará también puesta en el devenir de dos proyectos, Patrim + y De Mar a Mar. El objetivo principal continuará siendo la interacción con el público y ser un centro vivo en el que seguir prestando atención a la creación y el territorio, y también al entramado turístico y cultural de Graus.

Audio sin título
Audio sin título

La nueva temporada del Espacio Pirineos arrancaba con la inauguración de la exposición permanente ‘Un salón de progreso’ que permitía, al público que asistía a la reapertura del centro, apreciar cómo éste, se ha ido adaptando a las necesidades y usos, pasando de ser un espacio museístico a un centro cultural.

La muestra retrata, en un pequeño rincón de Espacio Pirineos, un momento crucial en la historia de la villa en el que Graus, generaba casi, un impacto cultural al año, a nivel nacional.

El planteamiento se hace por ámbitos introducidos por un pequeño texto. Jorge Mur, director de Espacio Pirineos, realizaba una visita guiada por la historia que representan el medio centenar de piezas que componen la exposición y con nombres propios como los de José Salamero, fundador de una escuela de artes y oficios, o Joaquín Costa, impulsor de una serie de movimientos como la Productora Mutua Gradense, el Sindicato Agrícola de la Ribagorza o el Coto Social de Previsión.

No faltan tampoco guiños a la vida educativa como el nacimiento del Grupo Escolar Joaquín Costa, o a grandes obras que tuvieron lugar en el territorio en esos años como la construcción del refugio de la Renclusa o de la central de Seira. No pasa por alto la muestra otros hechos como la crecida del Ésera que se llevó por delante el puente de arriba, la demolición del convento de Santo Domingo o la construcción del monumento a Costa.

Es un momento también efervescente en el mundo de la cultura y el arte. En Graus se piensa, se escribe y se imprime, y surgen las primeras imprentas, y una publicación como El Ribagorzano. La villa cuenta con una banda de música, nace El Orfeón y se abren instalaciones como el Ideal Cinema, el centro recreativo o el teatro Salamero.

En definitiva, como explicaba Mur, se trata de homenajea, a través de las piezas cedidas por diferentes personas y familias grausinas y el Museo Casa Paco, a quienes innovaron y recorrieron caminos que nunca antes nadie había transitado.

El acto de inauguración de la nueva temporada concluía con el concierto del trío Lakme, formación grausina compuesta por Ana Corellano, Alba Mur y Enrique Lleida.

Comentarios