CHA propone corregir el "desastroso" Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración

“Es una irregularidad y una injusticia”. Así de firme se pronuncia el portavoz de CHA en la Comarca de Sobrarbe José Ramón Ceresuela a propósito del cobro del Impuesto de la Contaminación de Aguas (ICA) a vecinos que no tienen servicio de saneamiento. Desde esta formación política indican que no se construyeron las depuradoras comprometidas y sin embargo “se está cobrando el máximo del canon de vertido y con importantes multas de la CHE a los ayuntamientos, siendo que la competencia se cedió hace años al Instituto Aragonés del Agua (IAA)”.

CHA ha presentado una propuesta de resolución para que el Consejo Comarcal de Sobrarbe apruebe, si lo considera pertinente, el próximo día 27, solicitar a la DGA que facilite la recuperación de competencias por parte de los ayuntamientos interesados, anulando los correspondientes convenios incumplidos, de forma que cada ayuntamiento pueda licitar la depuradora que entienda adecuada para su municipio.

Asimismo exigen la reclamación patrimonial a las empresas que incumplieron sus contratos, el reconocimiento de la inadecuación de las cantidades pagadas por los vecinos en concepto de ICA, así como la del Canon de Vertido pagado por los ayuntamientos a la CHE desde que se cedieron competencias al IAA. Consideramos que dichas cantidades deberán tener la consideración de deuda de la DGA con los ayuntamientos y se destinará a la construcción de las depuradoras.

También reivindican al Gobierno de España que suprima las multas promovidas por la CHE contra los ayuntamientos y que la Comarca de Sobrarbe “suscriba el manifiesto ‘Compromiso por la gestión pública del Agua’ ante la necesidad de poner freno a nuevas estrategias trasvasistas y presiones privatizadoras, apostando por la gestión pública de servicios de agua y saneamiento”.

Por estos motivos, desde CHA trasladan la necesidad de “cambiar el rumbo del Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración que implantó el equipo de Gobierno PP- PAR porque su aplicación ha sido desastrosa”.

El IAA “no construyó las depuradoras en los municipios en el plazo previsto”, pero la DGA pidió “con urgencia las competencias municipales y los terrenos para ubicar estas infraestructuras”, asevera Ceresuela y añade que hubo “trato de favor de ambas instituciones hacia las empresas adjudicatarias ya que incumplieron sus contratos con la exigencia de compensar los daños y perjuicios generados”.

Comentarios