Visita guiada a la exposición "Orwell toma café en Huesca"

El próximo sábado 25 de marzo, a las 12.00, tendrá lugar una visita guiada a la exposición "Orwell toma café en Huesca" que se puede ver en el Museo Provincial hasta el próximo 25 de junio. El historiador y periodista, Víctor Pardo, comisario de la exposición será el encargado de realizar la visita guiada, hay plazas limitadas y la inscripción se puede realizar en las bibliotecas municipales.

En la exposición se muestran originales y reproducciones de objetos, documentos, carteles, periódicos y libros, entre otros objetos, de diferentes colecciones particulares y numerosas instituciones como el Archivo Histórico Provincial Zaragoza, el Archivo Histórico Provincial Huesca, el Archivo Municipal de Huesca, el Parlament de Cataluña que ha prestado temporalmente documentos originales del “Fondo Josep Fornas”, el Archivo Nacional de Cataluña e, incluso, obras artísticas como el gran lienzo del pintor gallego surrealista Eugenio Granell, Elegía por Andrés Nin, prestado por la Fundación Granell de Santiago de Compostela.

En total son más de 600 registros los que se muestran en esta exposición, algunos de ellos inéditos. Un homenaje a la figura de George Orwell y a todos los defensores por la libertad que arranca con esta exposición, a la que acompaña una publicación en la que se detalla de forma minuciosa el paso de Orwell por España.

Además, en la Sala de la Campana, el artista Javier Aquilué recrea con medios electrónicos de imagen y sonido el ambiente opresivo, asfixiante, de la novela de Orwell 1984.

En este proyecto se reúnen dos carismáticas fábulas que nos hablan de sendos modelos del ejercicio implacable: la leyenda de la Campana de Huesca, y la novela 1984, de George Orwell. Entre ambas historias hay varios nexos y afinidades pero por otra parte, la leyenda de la Campana y la distopía orwelliana son también radicalmente diferentes en sus estrategias para doblegar la voluntad del pueblo.

La propuesta para la Sala de la Campana trata de reflejar estos parecidos y diferencias entre ejercicios de la razón de Estado, y aún más allá, actualizar la noción de vigilancia que Orwell imaginó en su novela.

Orwell nunca llegó a “tomar café en Huesca”, la ciudad resistió al cerco y, herido, tuvo que abandonar el frente. Sin embargo, sí que llegó a escribir un libro fundamental sobre lo que había vivido: Homenaje a Cataluña. George Orwell ‘viene’ ahora a Huesca a tomarse ese café que le fue negado por la guerra.

Comentarios