Las máquinas deberían estar trabajando en el embalse de Almudévar antes de fin de año

La redacción del proyecto y la ejecución del embalse de Almudévar se adjudicó de forma conjunta 2014 a la UTE formada por las empresas Sacyr Construcción S.A., Vías y Construcciones, S.A., Corsan-Corviam S.A. y Sociedad General de Obras, S.A. (Sogeosa). Casi medio millón de euros se destinaban a la redacción del proyecto, y unos 90 millones costaría la realización del embalse. La satisfacción en Riegos del Alto Aragón, tras la aprobación del proyecto por parte del Ministerio es grande, a pesar de la tardanza que acumula esta obra, cifrada en unos 14 o 15 meses de retraso.

Una vez que se tenía toda la documentación sobre el embalse en el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, faltaba tan sólo el último informe que redacta la Abogacía del Estado, y que es el encargado de asegurar que todo el proceso está bien. La situación política vivida en España, con dos procesos electorales y un año de gobierno en funciones, paralizó todo este asunto, que ahora se ha retomado.

Hay que recordar que no debería haber, en principio, problemas económicos, puesto que el presupuesto de esta obra estaba ya aprobado, así como los techos presupuestarios programados para cuatro años. Para 2016 había previstos 18 millones de euros, y otros 29,5 más para este año. El hecho de ser una inversión tan fuerte es lo que hizo que se acabase dejando en suspenso.

Ahora, lo más urgente, será la expropiación de los terrenos en los que se ubicará el embalse, para lo que se espera que, cuando antes, se declare la ocupación urgente de los terrenos. Trillo indicaba que la intención es que las máquinas puedan estar trabajando en la zona en el último trimestre de este año.

Comentarios