El PP acusa a Luis Felipe de complicidad y sumisión” al PSOE zaragozano

El grupo popular en el Ayuntamiento de Huesca ha denunciado lo que considera "un engaño a todos los oscenses" lo que califica como "maniobras" del alcalde Felipe para no debatir en Junta de Portavoces las prioridades de la ciudad ante los presupuestos del GA. El portavoz Gerardo Oliván ha señalado que "Luis Felipe mintió incluso a sus socios del tripartito para capear un debate que convenía a Lambán".

El pasado 6 de marzo, el grupo popular registró una petición para que Luis Felipe convocara con urgencia Junta de Portavoces para debatir las reivindicaciones de Huesca en los presupuestos del GA para 2017. El alcalde, que aceptó verbalmente la solicitud, reunió a la Junta el día siguiente, 7 de marzo. Sin embargo, ese primer encuentro no tuvo consecuencias prácticas y se acordó encargar a los servicios técnicos una valoración económica de las demandas de la ciudad. Los portavoces fueron emplazados a una nueva reunión el 13 de marzo para conocer el informe. Sin embargo, el propio Luis Felipe desconvocó ese encuentro "con el pretexto de que buscaba otro enfoque". Hasta la fecha, se desconoce la existencia del informe técnico encargado unánimemente por los portavoces municipales.

Para el PP municipal, "Luis Felipe, siguiendo órdenes del PSOE zaragozano, se limitó a ganar tiempo para silenciar a los grupos municipales, incluidos sus socios de gobierno", de cara a una inminente presentación del borrador presupuestario. Oliván denuncia que "la sumisión de Luis Felipe es un agravio para toda la ciudad y una muestra más de que su compromiso es con el PSOE, no con Huesca". Al tiempo, Oliván se pregunta si los otros socios del tripartito pedirán explicaciones "ante la trampa que les tendió el alcalde". Los 'populares' insisten que, en cualquier caso, "no se trató de una táctica ideada por Luis Felipe, sino que se limitó a cumplir las órdenes de Lambán".

El PP en el ayuntamiento de Huesca había anunciado su propósito de exigir al GA una atención recíproca, "matizada al alza", a la que recibió Zaragoza mediante la Ley de capitalidad. Los 'populares' defendían un criterio de discriminación positiva "que contribuyera a la vertebración del territorio aragonés y la defensa del futuro oscense". Oliván concluye denunciado que "hemos perdido un tiempo precioso al confiar en un alcalde, Luis Felipe, que no es capaz de mantener su palabra ni defender los intereses de la ciudad".

Comentarios