Anquela: “Es un partido que hay que tener mucha paciencia”

Anquela, entrenador SD Huesca

El entrenador de la SD Huesca insistía en la previa del partido ante el Real Mallorca que no hay que descuidarse y si se quiere mantener la racha de buenos resultados habrá que estar a tope en el campo durante los noventa minutos. Anquela tiene claro que “me imagino un partido muy complicado” y destacaba la calidad de los baleares, a pesar de su situación en la tabla.

Audio sin título

Para Anquela, “el Mallorca está jugando bastante mejor de lo que los resultados le dicen” y añadía que “la 2ª división no te permite relajarte, no te permite confiarte, porque si lo haces te estás equivocando y el que se equivoca lo paga”.

La situación en la tabla es cómoda respecto al descenso ya que son 10 puntos de renta y con 40 actualmente quedarían 10 para asegurar la salvación, algo que el técnico sigue sin ver fácil todavía indicando que “lo veo bastante lejos porque sumar 10 puntos es complicado, hay que ir poco a poco y con tranquilidad”.

Las claves para él siguen siendo las mismas y es que “nosotros como cualquier equipo tiene que vivir de la concentración y saber lo que se quiere en cualquier momento” y es que “jugamos bien al futbol y el equipo tiene argumentos pero el principal es la tensión y es lo único que no se negocia”, decía.

Para Anquela, “hay que estar siempre en estado de alerta, yo soy muy exigente con lo más mínimo porque sé que como se entrena se juega” y señala que ante el Mallorca “es un partido que hay que tener mucha paciencia” y añade que “le tengo un respeto tremendo y sé de la calidad de sus futbolistas”.

Dentro de esa tensión que le pide al equipo tiene claro que “se puede ganar siempre que estés metido porque, sino, si necesitas meter cuatro goles eso es muy difícil”. Y ahora todo el mundo se conoce “las virtudes y defectos del rival”.

La única baja es Camacho y tendrá que realizar descartes y analizando la situación quería ser claro y señalaba que “mi problema no es el once, mi problema es a quién descarto. Y tengo que hacer lo que mi equipo me demanda y el partido y es evidente que no soy justo”, sacando la cara por todos los jugadores de la plantilla y el trabajo que están realizando.

El Huesca puede mirar hacia arriba, pero Anquela no se sale del guión e insiste en que para que se cumplan los objetivos hay que seguir trabajando y es que “cada semana la historia y el guión de la película cambia”.

Comentarios