Pastelería Ascaso se moderniza con unas nuevas instalaciones en Plhus

Pastelería Ascaso

El nuevo obrador de Pastelería Ascaso abrirá sus puertas este miércoles, 22 de marzo, tras su inauguración en la que participarán la consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, y el alcalde de Huesca, Luis Felipe. Ubicado en la Plataforma Logística, la nave, que constituye el nuevo obrador, cuenta con dos plantas, cada una de 840 metros cuadrados (1.680 en total), dotadas con la más alta tecnología del sector, para seguir elaborando los productos artesanos de Ascaso, que tienen presencia en los mercados nacional e internacional.

Ascaso ocupa una parcela de 1.262 m2. En la entrada, acristalada, habrá una pequeña tienda, en la que se venderán productos, principalmente a gente de paso. Por allí se accede al obrador, que cuenta con 840 metros cuadrados. En dicho obrador de pastelería, compartimentado, cada tipo de producto cuenta con su propia sala; esto permite, además, que el proceso productivo se rija por la denominada “marcha hacia adelante”, que perfecciona los estándares de calidad higiénica. También aumenta la capacidad de elaborar productos sin gluten, aptos para celíacos. Y, además, dispone de un laboratorio y de una sala polivalente, destinada a cursos, demostraciones, catas y actividades relacionadas con la transmisión de valores asociados a la gastronomía y la producción artesanal, donde tendrán cabida acciones como la visita lúdica con Willy Wonka que inaugura el obrador.

En la segunda planta hay oficinas, una sala multiusos, que servirá para catas o cursos, comedor con área de descanso y vestuarios para el personal. En principio, trabajarán en la nave unas 18 personas.

En el acto de inauguración, durante el que se recorrerán las nuevas instalaciones, también participarán el gerente de Plhus, Francisco de la Fuente, así como otros representantes políticos y empresariales de Aragón.

La inauguración del obrador para el gran público tendrá lugar el sábado 1 de abril, con una visita lúdica con Willy Wonka.

En el libro “Charlie y la fábrica de chocolate”, de Roald Dahl, cinco niños tenían el privilegio de conocer la fantástica fábrica de chocolate de Willy Wonka si encontraban un billete dorado dentro de sus chocolatinas. Ahora, Pastelería Ascaso quiere homenajear esta conocida historia con la campaña “Ascaso y el obrador de chocolate”, coincidiendo con el centenario del nacimiento de su creador y la inauguración de su nuevo espacio de trabajo en la plataforma logística Plhus de Huesca. Para ello, durante las Navidades “escondieron” siete billetes dorados en siete de los turrones artesanos que cada Navidad elabora Pastelería Ascaso. Quien los encontrase, podrá disfrutar de una visita para dos personas, guiada y tematizada, en el nuevo obrador. El mismísimo Willy Wonka estará esperando a los afortunados.

Comentarios