Comenzó la temporada de pesca con pocos pescadores en los ríos

El inicio este fin de semana de la temporada tuvo tres cuestiones destacadas como son que hubo un excelente tiempo, poca actividad de las truchas según escenarios y muy pocos pescadores en los ríos. Estos son los tres titulares que se pueden sacar de este fin de semana de pesca en el que se abrió la temporada oficial de la trucha en Aragón.

En el Alto Aragón según valles y ríos la actividad de las “pintonas” varió en gran medida por el caudal de los ríos, a más agua, más fría la misma y menos actividad. Los ríos con menor caudal en las horas centrales del día tuvieron más movimiento y se pudieron engañar a algunas truchas.

En los ríos de mayor caudal, Aragón, Gállego, Ara, Cinca y Ésera desde su parte media hubo mucha dificultad para conseguir capturas. Los tramos de ríos con menos agua, Veral, Subordán, Cinca en el coto de Bielsa, el Ésera en la zona de Benasque y Sahún y el Isábena dieron un poco más de alegría.

Las dos jornadas sobresalieron por un tiempo magnífico con temperaturas anormales para la época, hacía años que no ocurría, lo que ocasiono más deshielo y eso se dejó notar en la actividad de las truchas. Una lectura positiva de las dos jornadas es que en los sitios que el caudal no era excesivo y en las horas centrales del día las pintonas respondieron a los pescadores.

Truchas hay, pero un año más se cumplió la pauta que viene ocurriendo en los últimos años desde que se dejó de repoblar antes del inicio de la temporada por parte de la Administración con trucha común de la Piscifactoría de Planduviar y es que la trucha salvaje de nuestros ríos no tiene mucha actividad en esta época del año excepto excepciones y sitios. “Es lamentable que una apertura de pesca de la trucha en nuestra provincia, reciba tan poca asistencia de pescadores a nuestros ríos. Los viejos pescadores se frotarían los ojos al ver lo que está ocurriendo y no darían crédito”, comentan los pescadores.

Las zonas libres de captura y suelta estuvieron casi sin pescadores, las zonas libres extractivas que tendrían que haber estado a rebosar con poca gente, en los cotos deportivos ante la problemática de no tener truchas para poder repoblar no se puede hacer una valoración de momento, pues hasta el coto más emblemático el de Arguis está cerrado. El primer día tres cotos sociales estuvieron llenos: Bielsa, Lafortunada y Embún el resto casi vacíos y son 16 cotos sociales en total. El domingo no se llenó ninguno, el máximo cinco permisos.

Los datos del primer día, sábado (apertura) posibilidad de ir a un coto social tanto extractivo como de captura y suelta 203 permisos; permisos otorgados 72 es decir el 35% de ocupación. Domingo (segunda jornada): de 203 permisos, 21 permisos dados lo que da un 10% de ocupación.

En el total del fin de semana de un total de 406 permisos de cotos se otorgaron 93 lo que supone una ocupación del 23% aproximadamente.

“Realmente lamentable y muy preocupante. Esto no ocurre en ninguna otra Comunidad Autónoma en el desvedo de la pesca de la trucha. La solución no es solo prohibir para proteger; hay que dar otras salidas para que todo el mundo pueda disfrutar de la pesca; no se pueden poner tantas dificultades”.

2017 va a ser un año muy movido en la pesca, las aguas bajan muy revueltas y además de lo expuesto esta la problemática de las especies como la carpa, la trucha arco iris, el bass y otras.

Comentarios