Carmelo Calvo "Chistu", premio a los Valores Humanos en la Gala del Deporte Local de Jaca

Tras nueve años de ausencia, la última fue en el 2008, el Ayuntamiento de Jaca ha dado el importante paso de recuperar la Gala del Deporte Local que había sido tradicional en la Perla del Pirineo organizada por el Servicio Municipal de Deportes y en la que entre otros premios, se otorgaba el Patrocinado por la Asociación de la Prensa Deportiva de Huesca, a los Valores Humanos y que era seleccionado y propuesto por los asociados de la APDH en la ciudad jaquesa.

La recuperada Gala se celebrara el próximo día 24 de marzo, viernes, en el Palacio de Congresos de Jaca y en el transcurso de la misma se entregara por el presidente de la Asociación de las Prensa Deportiva de Huesca, Jaime Ferrer, el Premio a los Valores Humanos, que los miembros de la APDH de La Jacetania han adjudicado al conocido deportista Carmelo Calvo Garnica, conocido como "Chistu" en los círculos deportivos locales.

Carmelo Calvo Garnica, conocido como Chistu en el mundo deportivo jaqués, es un ejemplo de dedicación y amor al deporte en todas sus vertientes, como practicante, entrenador, aficionado, técnico y, sobre todo, como educador. “Es una de esas personas que llevan el deporte en las venas desde niño, cuando jugaba al fútbol en el viejo patio del colegio de las Escuelas Pías de la calle Mayor y en los torneos que se organizaban los fines de semana y que enfrentaban a los dos colegios locales: Escuelas Pías y Nacionales, actual colegio San Juan de la Peña. Con la eclosión de la cantera del CH Jaca, Carmelo Calvo fue uno de los jóvenes que enseguida destacaron en el primer equipo como guardameta durante las temporadas 1988 y 1996, obteniendo dos ligas y cuatro copas del Rey, títulos a los que hay que sumar los logrados con el FC Barcelona, donde militó durante su época de universitario. Con la selección española jugó 18 partidos en cuatro mundiales. Retirado del hockey, centró su actividad en la enseñanza, como profesor en el Colegio Escuelas Pías de Jaca, donde sigue ejerciendo, compaginando la labor docente con la de entrenador de fútbol sala. Con Escuelas Pías disputó cuatro ediciones de los campeonatos europeos escolares de este deporte, obteniendo un título y un subcampeonato. Alma mater del Estanco Martín, equipo que dirigió varias temporadas en categoría nacional, es aquí donde ha podido desarrollar su gran proyecto personal como técnico deportivo. A todos estos méritos, es necesario aludir a su capacidad de liderazgo y carisma para trabajar con los jóvenes”.

Este premio a los Valores Humanos es también un reconocimiento a su defensa incondicional al espíritu de equipo y al juego limpio en el deporte, por encima de los resultados y los triunfos personales.

Comentarios