Invierno cálido y seco en Aragón. La primavera llega con más grados de lo habitual

La Delegación Territorial de la Agencia Estatal de Meteorología ha dado a conocer la valoración climatológica del pasado trimestre (de diciembre de 2016 a febrero de 2017), así como algunos datos sobre el cambio de estación de invierno a primavera en la comunidad autonóma. El invierno fue cálido y seco. La primavera llegará con temperaturas más altas de lo habitual y precipitaciones dentro de la normalidad.

Por lo que respecta a las temperaturas, AEMET recuerda que el invierno, periodo comprendido entre el 1 de diciembre de 2016 y el 28 de febrero de 2017 ha tenido un carácter cálido, con una temperatura media de 8,5ºC, valor que supera en 0,6ºC la media de la estación. Se ha tratado del decimotercer invierno más cálido desde 1965 y el cuarto más cálido desde el comienzo del siglo XXI, por detrás de los inviernos 2015-2016, 2000-2001, y 2007-2008.

Y en cuanto a las precipitaciones, ha sido en su conjunto seco, aunque muy próximo a normal, con una precipitación media sobre España de 160 mm., valor que queda un 20% por debajo del valor medio del trimestre. Comenzó con un mes de diciembre seco, siguió con enero también seco y finalizó con un mes de febrero húmedo.

Según los datos que se desprenden del observatorio Huesca-Pirineos, el mes de diciembre fue en la provincia de Huesca frío y muy seco, al igual que en enero. En febrero cambió totalmente la situación, puesto que el mes se consideró cálido y muy húmedo.

Y por lo que respecta a la primavera, estación en la que acabamos de entrar, AEMET ha previsto que para abril, mayo y junio habrá una mayor probabilidad de que la temperatura alcance valores superiores a los normales en toda España. También ha advertido de que, en lo que se refiere a las precipitaciones, no se aprecian diferencias significativas en ninguna zona de España, con respecto a la climatología para esta estación.

Comentarios