El Ayuntamiento gestionará este año la Escuela de verano de Jaca contratando 20 monitores

La Escuela de Verano de Jaca será gestionada este año por el Ayuntamento de Jaca. Para ello, el pleno municipal aprobaba una modificación de puestos de trabajo para incluir 20 trabajadores exclusivamente para 2 meses, algunos a tiempo parcial y otros a jornada completa. Se trata de un aumento del 3’66 en la relación de la plantilla para este servicio que antes era gestionado por una empresa privada.

La modificación contaba con los votos favorables de PSOE, Aragón Sí Puede y Cambiar Jaca, la abstención de CHA y PAR. El primero por considerar que esta remunicipalización debería haberse extendido a todos los servicios del área deportiva. El PP votaba en contra al calcular que supondrá un aumento de 18.000 euros en el coste del servicio. El equipo de gobierno argumenta que el posible aumento se debería a la contratación de más monitores al haber bajado la ratio de niños por monitor que hay que cumplir.

GESTIÓN DEL RESTO DE SERVICISO DEPORTIVOS

En este punto surgía el debate en torno a la gestión del resto de servicios municipales y es que la decisión de que la Escuela de Verano vuelva a manos municipales surge de las conclusiones de una comisión de estudio que determinaba la idoneidad de remunicipalizar la Escuela de Verano, que los servicios de fitness, socorrismo o pista de hielo continúen a cargo de la empresa que lo hacía hasta ahora y que los cursillos de natación pasen de esa empresa al Club Natación Jaca.

La concejal del PP, Cristina Muñoz, critica que se encarece el servicio de los cursos de natación para las arcas municipales y cree que en este caso podría seguir con la fórmula de gestión directa del ayuntamiento al tratarse de un servicio sin déficit y califica el cambio de gestión de “privatización”. Muñoz interpelaba al concejal Domingo Poveda como miembro, por una parte, de la comisión técnica que ha realizado el informe en calidad de concejal y, por otra, como miembro del Club de Natación que se verá beneficiado.

Olvido Moratinos, del PSOE, defendía la idoneidad de esta fórmula, avalada por informes técnicos del Ayuntamiento, y recordaba que el Club Natación Jaca es el único club que no gestiona ninguno de los deportes que se practican en la ciudad. Por su parte, el concejal Domingo Poveda pedía que se tuviera en cuenta las mejoras en el servicio y en la calidad de los puestos de trabajo de los monitores de natación.

El pleno municipal del mes de marzo también aprobaba por unanimidad las asignaciones económicas para los grupos políticos. Ascenderán en 2017 a 10.837 euros, la misma cantidad que 2016. Corresponderán 2.400 al PSOE, 2.372 al PP, 1989 al PAR y a CHA y 1989 al Grupo Mixto. El concejal de Aragón Sí Puede, Domingo Poveda, rechazaba esa cantidad el año pasado y votaba en contra de esta asignación, también para 2017.

Por unanimidad también se denegaba conceder una bonificación a la empresa que está realizando obras de restauración de la Ciudadela y por otro lado, permitir la tala de los árboles de dos parcelas privadas situadas en el área deportiva.

Todo ello en un pleno en el que se apoyaba la propuesta del PAR para pedir al Gobierno central y al aragonés rebajas en los impuestos a autónomos y en el que renunciaba a su cargo como concejal del PSOE Enrique Sanz. Explicaba que por motivos laborales se traslada, agradecía el apoyo de sus compañeros y destacaba el orgullo de pertenecer a una corporación local. La propuesta del grupo local para sustituirle es que sea Santiago Tomás.

Comentarios