El Juzgado mantiene la suspensión cautelar para la planta de biomasa de Monzón

Ecologistas en Acción explica que  el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Huesca  ha acordado suspender la  Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la planta de biomasa en Monzón, ante "las dudas que se proyectan sobre la misma". En el fallo se indica que se mantiene la paralización hasta que concluya la revisión de oficio del INAGA, cuestión que como indicó la empresa, ya ha terminado de manera favorable y publicada en el BOA. No obstante, todavía no es firme porque tiene que resolverse el recurso de alzada que Ecologistas ha formalizado ya.

Por su parte, el juzgado abre la posibilidad a la reconsideración de la medida cautelar una vez conocido el resultado, siempre y cuando se acredite que han podido variar las circunstancias que han llevado a la revisión de la licencia ambiental. 

La planta de Biomasa lleva prácticamente dos años parada desde que se aprobó la primera Autorización Ambiental Integrada en el año 2015, ya que el 2016 se dirimió la vía penal contra dos técnicos del INAGA y del Ayuntamiento de Monzón por la tramitación del expediente, que terminó en su desestimación a lo que sucedió el inicio de la revisión , aprobada en marzo, pero que todavía no es firme. Por tanto en todo ese período su tramitación ha estado parada.

 Ecologistas en Acción recuerda que el procedimiento de la suspensión de oficio no tiene todavía, a fecha de hoy, resolución firme, puesto que la misma ha sido recurrida ante el propio INAGA por la organización, quien ya ha anunciado que llevará también al procedimiento contencioso-administrativo la resolución que finalmente adopte al respecto el INAGA en ese procedimiento.

 

En todo caso, lo habitual en estos supuestos es que la suspensión se prolongue hasta que no haya sentencia firme y definitiva en el procedimiento contencioso-administrativo, lo cual no se prevé que suceda antes de dos o tres años, tiempo en que previsiblemente la suspensión acordada impedirá el inicio de la construcción física de la incineradora y, por tanto, la tramitación de toda licencia de obras que el ayuntamiento de Monzón pudiera pretender otorgar a la promotora. 

 

Ecologistas en Acción ha valorado muy positivamente el fallo judicial de suspensión de la autorización ambiental, sin que se le haya requerido fianza, aspecto éste que muestra la solidez de los argumentos expuestos en la demanda y entiende  que este auto “disuelve el ruido interesado formado, en clara connivencia, por la promotora y el poder político y en perjuicio de la salud de toda la población, y va poniendo las cosas en su sitio."

 

La semana pasada, en otro revés para la instalación de la incineradora, señala Ecologistas, el mismo Juzgado,  desestimó las alegaciones realizadas por la DGA y Forestalia contra la  admisión del recurso contencioso contra la AAI de la central térmica de biomasa, fundamentándolo en una supuesta presentación fuera de plazo que, finalmente, el Juzgado no parece compartir, por lo que el procedimiento se tramitará y estudiará la legalidad de la ubicación a 600 m. del casco urbano de Monzón. 

 

Mientras dura la tramitación del procedimiento judicial, la AAI queda suspendida, sin posibilidad alguna de inicio de las obras de construcción de la planta incineradora, lo que, sin duda, evitará futuras indemnizaciones a las arcas públicas, lo cual hubiera ocurrido en el supuesto de que tal suspensión se hubiera adoptado una vez iniciadas las obras de construcción.

SOLMASOL

La empresa aclara, a raíz de la información de Ecologistas, que las medidas cautelares no son contra la Autorización Ambiental Integrada, sino contra un recurso concreto de ese expediente: un recurso de alzada, que el INAGA no admitió en su día a trámite por haberse presentado fuera de plazo. Ese recurso, que el INAGA no admitió, era sobre la primera Autorización Ambiental Integrada de la planta, de 2015. Añade que esa Autorización Ambiental Integrada de 2015 fue revisada de oficio por el propio INAGA, y sustituida por tanto por la nueva Autorización, de febrero de este año 2017. Por tanto, las cautelares son sobre un recurso de alzada que no se admitió en una autorización... ya actualmente sustituida por otra.

Por último, apuntan que el propio juzgado señala que esas cautelares son hasta que el INAGA finalice la revisión de oficio: ya la ha finalizado y ya está publicada en el BOA.

Solmasol impulsa en Monzón una planta de biomasa de 49,5 megawatios a 600 metros del casco urbano, que crearía 50 empleos directos, que se traducen en cientos de empleos directos e indirectos en servicios exteriores, como el transporte, logística y el trabajo en el medio rural para la generación de las biomasas (limpieza de montes, trabajos agrarios o cultivos energéticos).

Comentarios