La nieve cubre toda la Ribagorza en un sábado blanco y bonito pero complicado

graus nieve

Este sábado, la Ribagorza amanecía completamente cubierta de blanco. La cota de nieve se desplomaba y localidades como Graus o Benabarre recibían una nevada que hacía años que no se veía en un mes de marzo. Comenzaba a nevar de madrugada y no paraba hasta el sábado a media tarde en la parte baja-oriental pero continuaba en la parte norte. La nevada generaba dificultades para circular por las carreteras, provocaba la caída de varios árboles en diferentes municipios y también en la N-123 donde el viento y la nieve tumbaban hasta tres árboles que caían sobre la carretera, eran retirados por personal de la empresa mantenedora de la vía. También se registraban cortes en el suministro de luz en varias localidades. Las estaciones de esquí, tanto Cerler como Llanos del Hospital recibían entre 10 y 20 centímetros de nieve.

En el municipio de Graus los principales problemas eran ocasionados por la caída de nieve o árboles que afectaban al acceso a caminos y núcleos. A las 11.30 se daba aviso a Protección Civil, a través de 112, para activar el reten de los agentes de protección de la naturaleza de Graus, que junto con bomberos del SEIPSC de la Comarca de la Ribagorza, del parque de Graus, y la colaboración de la Guardia Civil y de los delegados de alcaldía, intentaban subsanar todas las incidencias. Se registraba también un problema en la caseta de bombeo de agua en Benavente de Aragón, bloqueo de caminos en varios núcleos y en el acceso a la basílica de la Peña en Graus.

Se registraban cortes en el suministro de luz que, en el caso de Graus, se prolongaba durante unas dos horas, como consecuencia del derrumbe de la cabeza de una torre, también había cortes en otros núcleos como Panillo, Ejep y Juseu. También había problemas con la telefonía fija.

En Benabarre la nieve era la causa de numerosas incidencias. Cortes en el suministro eléctrico, averías que afectaban tanto a la red de alta como de baja tensión, y que dejaban algunos domicilios sin suministro eléctrico desde la madrugada. Árboles caídos, dentro y fuera del casco urbano, que dificultaban algunos accesos y varios voladizos y carpas resultaban dañados o caídos. La nieve complicaba el transitar por las calles y se pedía precaución por la nieve acumulada en tejados y repisas.

Además, tanto la nieve cono los cortes de luz imposibilitaban el acceso al castillo por lo que suspendían todas las actividades y visitas concertadas y también cerraba sus puertas la exposición de pintura en la capilla del albergue de Santa Elena.

A primera hora de la mañana había dificultades para circular en la N-123 de Graus a Benabarre, N-123a en Graus, A-1605 de Graus a Bonansa, A-139 de Graus a Campo y A-2613 de Castigaleu a Arén.

Comentarios