Mateo Sierra enseña a cocinar a las familias de Aspanoa

mateo sierra aspanoa

El cocinero oscense, que quedó segundo en MasterChef, ha preparado pasta fresca, salsas variadas y un postre con fresas. Al taller de cocina han asistido 32 miembros de Aspanoa

El cocinero oscense Mateo Sierra, que con solo 20 años quedó segundo en el programa de televisión MasterChef, ha enseñado hoy a cocinar pasta fresca a un grupo de familias de Aspanoa. Lo ha hecho en el marco de los talleres de cocina para familias que todas las primaveras se organizan en el centro de ocio y descanso que la Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Aragón dispone en Almudévar.

En concreto, a este primer taller del año han acudido un total de 32 miembros de Aspanoa, incluyendo niños afectados. La actividad había generado tanto interés que tuvo que ponerse un límite de inscripciones y, de hecho, Mateo ya ha confirmado que hará una segunda edición en mayo para que acudan todas las familias que no han podido apuntarse porque las plazas eran limitadas.

El cocinero oscense ha impartido un taller muy colaborativo, en el que los propios niños afectados, junto con sus padres, le han ayudado a cocinar pasta fresca de forma profesional, así como salsas variadas y un delicioso postre con fresas.

Al cursillo también se ha acercado el jotero oscense Roberto Ciria, colaborador habitual de Aspanoa mediante la gala solidaria que todos los años organiza en el Palacio de Congresos de Huesca para recaudar fondos para los niños con cáncer de Aragón.

Aspanoa es una ONG fundada en 1988, declarada de Utilidad Pública', que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los niños con cáncer de Aragón, La Rioja y Soria. Todos ellos son tratados en el Hospital Infantil Miguel Servet de Zaragoza, que es el centro de referencia para el tratamiento de esta enfermedad en esta zona de España.

Aspanoa atendió el año pasado a 172 niños y adolescentes oncológicos. Ellos y sus padres hicieron uso, de forma completamente gratuita, de servicios como apoyo psicológico y social, fisioterapia y musicoterapia.

Aspanoa también cuenta con un piso de acogida junto al Hospital Infantil para que las familias que tienen que desplazarse hasta Zaragoza para que sus hijos reciban tratamiento no tengan que pagar un hotel o alquilar una vivienda. El año pasado usaron este servicio 15 familias, sumando un total de 318 noches. De estas 15 familias, cinco son naturales de la provincia de Huesca.

Comentarios