CEOE Aragón, en contra de que el presidente de CEPYME se asigne un sueldo de 120.000 euros

Anda revuelto el mundo empresarial en España, después de que en la última reunión de la Junta Directiva de CEPYME España, se diese a conocer que el Comité Ejecutivo de dicha organización había aprobado destinar 120.000 euros anuales para pagar un sueldo a su presidente, Antonio Garamendi. La Junta directiva tenía que aprobar el presupuesto anual, cuestión a la que se negó el presidente de CEOS-CEPYME Huesca, Carlos Bistuer, si seguía recogiendo esa partida. A partir de entonces, las quejas han llegado al presidente nacional de CEOE, Juan Rosell, desde Aragón, desde Foment del Treball de Cataluña, y otras confederaciones empresariales de España.

El presidente de CEOE Aragón, Fernando Callizo, considera que, en unos momentos como los actuales, cuestiones como ésta favorecen muy poco la imagen de las organizaciones empresariales, cuando los cargos electos deben estar de forma voluntaria y altruista.

Carlos Bistuer, presidente de CEOS-CEPYME Huesca se levantó de la Junta Directiva y decidió no votar el presupuesto de CEPYME, al no estar de acuerdo con que una parte de la aportación que recibe de CEOE, la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa lo destinase a este salario.

Fernando Calllizo recuerda que ninguno de los cargos electos de CEOE Aragón, ni tampoco en las tres povincias, cobra por ello. La organización tan sólo les paga sus desplazamientos o dietas, pero nunca un sueldo, ya que consideran que su tiempo no debe estar remunerado de ninguna forma. De ahí que Aragón haya encabezado esta posición contraria a la decisión de asignarse un sueldo tomada por Antonio Garamendi.

El presidente de CEOE Aragón se ha dirigido por escrito, tanto a Juan Rosell como a Antonio Garamendi, mostrando su disconformidad, y solicitando que esta cuestión vuelva a abordarse en la reunión que mantendrá en abril el Comité Ejecutivo de CEOE.

Comentarios