Cáritas Diocesana de Huesca se suma a la campaña de emergencia con Perú y con el Cuerno de África

Cáritas Diocesana de Huesca se ha unido a la campaña de emergencia, que ha lanzado Cáritas Española, para ayudar a Perú y al Cuerno de África, dos zonas alejadas pero que se enfrentan, simultáneamente, a sendas emergencias climáticas provocadas por un régimen irregular de lluvias. Dos áreas geográficas que están sufriendo los efectos de dos ciclos climáticos estrechamente interrelacionados, el fenómeno de “El Niño”, en el Pacífico y el de “La Niña”, en el Índico.

Como respuesta a estas crisis, Cáritas Diocesana de Huesca se suma a la campaña de recogida de donativos para apoyar a las personas de estas dos regiones. Por ello, lanza una llamada a la solidaridad a todas las personar para que colaboren, en la medida de sus posibilidades, con aportaciones económicas en las diferentes cuentas bancarias disponibles, indicando siempre el motivo del donativo.

En el hemisferio occidental, en los últimos meses, se ha registrado un desastre provocado en las regiones costeras de Perú por lluvias e inundaciones devastadoras. Se han contabilizado 75 fallecidos, 263 heridos, 20 desaparecidos y más de 700.000 damnificados y afectados, según los últimos datos oficiales aportados por Cáritas Peruana. Un total de 10.538 viviendas han quedado colapsadas, 159 puentes destruidos y 1.903 kilómetros de carreteras gravemente dañadas.

En la otra parte del globo, en Sudán del Sur, Etiopía, Somalia y Kenia existe también una grave crisis de alimentos, provocada por la sequía que asola toda la región del Cuerno de África. Las condiciones climáticas adversas, sumadas a la recurrencia de las crisis económicas y los conflictos prolongados en los países de la región, mantienen unos niveles elevados de inseguridad alimentaria que provocan una situación de crisis humanitaria crónica. Esta delicada situación, que se ha ido deteriorando a lo largo de 2016, se ha agravado durante los 3 primeros meses del año 2017, provocando desplazamientos de población y nuevos brotes de enfermedades. De acuerdo con los datos oficiales disponibles, en toda la región hay 26,5 millones de personas necesitadas de asistencia humanitaria urgente. Por países, la población afectada son 7,5 millones en Sudán del Sur, 9,2 millones en Etiopía (donde la sequía se ha cobrado ya la vida de más de 100.000 personas), 2,7 millones en Kenia y otros 6,2 millones en Somalia.

Comentarios