Archivada la causa por la muerte de una menor en Añisclo durante una excursión

Cañón de Añisclo

La titular del Juzgado de Boltaña ha decretado el sobreseimiento provisional de la causa abierta por la muerte de una menor de 15 años el pasado verano en Añisclo en una caída por un barranco, mientras realizaba una travesía nocturna con el Grupo Escolta Xaloc de Sabadell.

La juez entiende en su auto que los hechos podrían constituir un presunto delito de imprudencia menos grave, un tipo delictivo que exige que los hechos hayan sido denunciados por la persona afectada o por sus representantes legales.

Señala a este respecto que el padre y el hermano de la menor no sólo manifestaron tiempo atrás que renunciaban a las posibles acciones penales existentes sino que instaron al sobreseimiento libre y archivo definitivo de la causa.

Por esta razón considera, en relación a la denuncia interpuesta por la fiscalía, que la instrucción del caso sólo podría continuar en el caso de apreciarse una imprudencia grave por parte de los monitores que dirigían la marcha, opción que desestima en su auto tras analizar declaraciones de testigos e informes.

La muerte de la menor se produjo sobre las 22.40 horas del 18 de julio del año pasado, mientras tomaba parte en una excursión por el cañón de Añisclo, en el Parque Nacional de Ordesa, junto a otros 26 jóvenes del Grup Escolta Xaloc y tres monitores.

La instructora considera que el paso por la zona de peligro en la que se produjo el accidente y el horario nocturno de la marcha se debió a las decisiones que tuvieron que adoptar los monitores debido a una serie de "circunstancias sobrevenidas".

Entre estas circunstancias, la juez se refiere al inadecuado medio de transporte elegido para desplazarse hasta el aparcamiento desde el que tenían que emprender la excursión, que retrasó la marcha, y a la decisión de los monitores de atrasarla aún más para evitar las horas de mayor calor del día.

Tras tachar de "responsable y razonable" la forma de actuar de los monitores, el auto valora, asimismo, su decisión de modificar la ruta inicialmente prevista por otra que les aconsejaron unos guardas forestales dado lo avanzado del día.

Admite la juez que pese a que los monitores no tenían previsto pasar de noche por el paso donde se produjo la caída, sí que se organizaron de la manera que consideraron más diligente para prever cualquier situación de riesgo.

Destaca, además, que la menor se resbaló mientras se asomaba para atisbar como un compañero de marcha pasaba por el camino que bordeaba el precipicio, y cayó desde una altura de quince metros.

Resalta en relación a este punto que todos los participantes manifestaron que la anchura del camino era suficiente, que llevaban luces frontales y que se ayudaban de cadenas ancladas a la pared, por lo que aprecia que fue el gesto de la menor el que desencadenó el accidente.

En el auto también se indica que las botas de la menor presentaban un avanzado estado de desgaste, lo que pudo favorecer el resbalón de la joven, y que los monitores se habían asesorado previamente sobre las rutas con especialistas en alta montaña.

La juez resalta, por último, que los padres de los menores que tomaban parte en el campamento conocían las rutas que iban a realizar sus hijos y dieron su consentimiento para que participaran en una "actividad de riesgo".

"Cabe concluir -subraya la instructora a tenor de estas valoraciones- que no se aprecia el grado de imprudencia grave en la actuación de los investigados al no apreciarse la vulneración de las elementales normas de cautela o deberes de cuidado exigible al menos cauteloso de los sujetos".

Señala que los monitores adoptaron decisiones "objetivamente razonables", aunque asume al tiempo que no fueron "acertadas", ya que "hubieran podido decidir no caminar por la noche, y hubiera sido más prudente".

En el auto se argumenta, asimismo, que los monitores confiaron en que la marcha durante la noche constituía un "riesgo asumible", pero se afirma que dicha decisión "no encaja dentro de los parámetros de la imprudencia grave, sino en su caso de la menos grave".

Comentarios