El PP fuerza al tripartito a reponer los fondos para actuaciones de urgencia e imprevistos que se desviaron a personal

El alcalde Felipe se verá obligado, según afirman los populares, a reponer la partida destinada a la atención de necesidades imprevistas o de urgencia, el llamado Fondo de Contingencia, tras la estimación del recurso presentado por el grupo municipal del PP. El tripartito deberá dar marcha atrás y devolver los 150.000 euros a su destino original tras haberlos desviado, mediante decreto, a contratar personal subvencionado en convenios con el INEM. Los 'populares' subrayan que el dictamen de la Secretaría municipal "deja en evidencia un nuevo ejemplo de la incapacidad gestora del tripartito y de su nulo respeto a la normalidad administrativa".

El pasado 3 de marzo Luis Felipe firmó un decreto que vaciaba el Fondo de Contingencias, provisto este año con 150.000 euros. Se trata de una partida que viene exigida por la ley para, en términos textuales, "la atención de necesidades imprevistas, inaplazables y no discrecionales". Es un recurso previsto para garantizar la estabilidad presupuestaria que no puede destinarse a gastos que, por su naturaleza y previsión, tendrían que estar incluidos en los Presupuestos municipales. Aunque el tripartito conocía la aprobación por parte del INAEM de las subvenciones solicitadas antes de la aprobación de los presupuestos, no incorporó una partida específica para ellos y, "con una arbitrariedad que prohíbe expresamente la ley", detrajo con ese fin los 150.000 euros del Fondo de Contingencia. Como señala la 'popular', Antonia Alcalá, "Luis Felipe había dejado a la ciudad sin fondos con que acometer cualquier tipo de emergencia o imprevisto". A título de ejemplo, el informe jurídico que anula el decreto del alcalde señala que en años anteriores el Fondo se destinó a ejecuciones de derribo urgente o indemnizaciones de sentencias judiciales. Alcalá señala que "el Fondo está destinado a fines muy específicos, no a tapar la falta de rigor del tripartito".

La utilización irregular del Fondo de Contingencia solo tiene una explicación y es que “una vez repartidos los recursos presupuestarios entre los tres grupos del tripartito, ninguno estaba dispuesto a rebajar en 150.000 € las partidas negociadas”.

El informe de Secretaría anula el decreto de Luis Felipe "en aras de los principios de seguridad jurídica y prudencia contable" y ordena la reposición de los 150.000 euros a su partida original, como defendía el PP. Alcalá señala que "se demuestra una vez más que el gobierno de Huesca está en manos irresponsables. El tripartito actúa como si el dinero público o la propia ley fueran herramientas que puede emplear a su antojo. No es solo una opinión política o un clamor vecinal, sino el juicio objetivo de los técnicos municipales". Alcalá, además, lamenta que el alcalde haya renunciado "a un debate sereno y responsable y gobierne, cuando se lo permiten, al dictado de sus socios".

Tras estimar el recurso del PP, Felipe tendrá que revertir los 150.000 euros a su destino original, "y Huesca volverá a contar con una garantía que el tripartito le había arrebatado".

Comentarios