Candanchú y Atades, un tándem para acercar el esquí y las raquetas a personas con discapacidad

Alrededor de 80 deportistas con discapacidad intelectual de todos los centros de Atades Huesca en la provincia han podido disfrutar de distintos deportes de invierno en la Estación de Candanchú durante el pasado mes de marzo. Esta séptima temporada de nieve y esquí adaptado, organizada por el Centro Vacacional de Martillué (Jaca) de Atades Huesca, ha permitido a distintos grupos de usuarios de la entidad practicar esquí de fondo y raquetas durante los fines de semana. Además los deportistas de Atades Huesca con una mayor destreza con los esquís han acogido muy positivamente la ya consolidada semana de esquí alpino.

Esta campaña ha sido posible un año más gracias a la tradición de trabajo con personas con discapacidad intelectual que ha desarrollado desde hace años la Estación de Candanchú con el profesor Cándido Sáez al frente.

Sáez, especialista veterano en la enseñanza del esquí a personas con discapacidad intelectual o física, y responsable del equipo español en los Mundiales que se celebraron en Canadá, lleva más de 20 años entrenando al Equipo Especial del Club de Esquí de Candanchú, del que además forma parte una deportista de Atades Huesca. Esta usuaria participa de sus actividades y competiciones a lo largo de la temporada.

La actividad deportiva en la nieve se complementa con actividades culturales y de ocio, proporcionando a las personas con discapacidad intelectual estancias vacacionales dinámicas, recreativas y saludables.

Los responsables de Atades Huesca se mostraban “muy agradecidos con la labor desarrollada por la Estación de Candanchú y Cándido Sáez, y con la dedicación de las personas y entidades que han colaborado en el desarrollo de las jornadas, esperando repetir y aumentar las estancias el próximo año”.

Comentarios