Las propuestas para revitalizar el Camino de Santiago francés por Aragón van tomando forma

peregrinos, catedral de Jaca

El Gobierno de Aragón quiere recuperar el Camino de Santiago como motor de desarrollo económico y para ello está ultimando una directriz que coordinará normativas y establecerá inversiones. De forma paralela confía en conseguir fondos europeos para poner en marcha “un ambicioso proyecto” que abra un centro de acogida de peregrinos en la Estación Internacional de Canfranc y cofinancie la construcción de varias pasarelas que eliminen la peligrosidad en el último tramo francés hacia El Somport.

Estas son algunas de las propuestas que quedaban reflejadas en el programa especial A Vivir Huesca dedicado al Camino de Santiago francés a su paso por Aragón.

Los datos no son buenos y, como reconocía el director general de Ordenación del Territorio, Joaquín Palacín, “hemos perdido muchas oportunidades”. Mientras el trazado de Navarra a través de Roncesvalles recibe 40.000 peregrinos anuales, en la Jacetania rondan los mil, cuando hace 30 años era al contrario.

La Directriz es la línea básica que se deberá seguir para revertir la situación. En ella han participado todos los alcaldes del Camino y también el sector privado. El director general de Ordenación del Territorio, Joaquín Palacín, habla de los meses de octubre y noviembre como fecha de aprobación de este plan en el que llevan trabajando 1 año.

En el programa se ponía en valor el patrimonio natural e histórico y se hablaba también de potenciar el desvío de San Juan de la Peña, una joya del patrimonio que “debería ser visita obligatoria para el peregrino”, decía José Ramón Ceresuela, director del monumento. Por ello invitan a disfrutar del Camino sin prisas y también señalan al peregrino aragonés como otro reto pendiente.

Montse García, presidenta de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Jaca, hablaba de un momento optimista por el apoyo institucional pero cree que el “punto débil” de nuestro tramo es la acogida al peregrino. Considera que hay que mejorar los servicios dados en albergues o la promoción.

Por el programa pasaban también la historiadora Belén Luque, que hablaba de la importancia histórica de este Camino en la creación de riqueza para la zona. Manuel Máñez, alcalde de Santa Cilia, así lo reconocía y recordaba que para sus vecinos “es un orgullo formar parte de un camino que es Patrimonio de la Humanidad.

Comentarios