Los socialistas critican el olvido que sigue sufriendo la provincia de Huesca por parte del gobierno central

Ejecutiva PSOE Huesca

La comisión ejecutiva del PSOE en la provincia de Huesca han analizado el borrador de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y han criticado duramente “el olvido al que el Gobierno del Partido Popular ha relegado a la provincia y el engaño en cuanto a los compromisos en materia de infraestructuras”, en palabras de su secretario general, Antonio Cosculluela.

Emplazaron a la diputada popular Ana Alós a que “a partir de enero de 2018, venga a Huesca a explicar las inversiones en la provincia ejecutadas en 2017”. Asimismo, los socialistas reclaman que Alós “nos aclare las razones de los constantes retrasos en las programaciones de inversiones que son absolutamente prioritarias en Huesca y nos diga por qué el PP dilata las inversiones plurianuales, nos engaña y no ejecuta las pocas partidas presupuestarias disponibles”.

Antonio Cosculluela se refería “al engaño del PP, porque el gobierno de Mariano Rajoy había asumido en 2016 unos compromisos plurianuales con Huesca que hemos visto con sorpresa que no se van a cumplir en 2017”. “Todas las inversiones en infraestrucuras importantes que necesita nuestra provincia se han visto pospuestas una vez más dilatando los plazos en las nuevas reprogramaciones que ha hecho el Gobierno popular como es el caso de la A-22, la N-260, A-21 o el Canfranc, en las que la reducción de media alcanza el 80%.

En este sentido, se refirió a la N-260, en concreto al tramo del túnel de Balupor-Fiscal, cuya previsión fijada en 2016 y para ejecutar en 2017 se ha reducido en casi un 83%. La misma situación se produce en la autovía A-22, en el tramo de Siétamo a Huesca, cuya inversión prevista se ha reducido en más de un 51%.

En cuanto al Canfranc, las previsiones llevadas a cabo el pasado año para el presente ejercicio eran de 20 millones de euros, mientras que la inversión se quedará en 1,8 millones de euros, es decir, menos de un 91% de lo previsto.

Los socialistas denunciaron “esta reducción masiva que se suma a la falta de ejecución presupuestaria de 2016, que ha sido escasísima, por ejemplo, en el caso de la A-22 en Siétamo”. “Son promesas en papel mojado”, lamentaban.

Comentarios