Miles de romeros cumplen con el 'Día de la Alegría' de Monzón

Alegría romeros romería

El Lunes de Pascua o “Día de la Alegría” es la fiesta más popular de Monzón, ya que más de 7.000 romeros acuden al cerro y ermita de la Virgen de la Alegría durante la mañana para pasar por el camarín de la Virgen y almorzar junto a amigos y familiares en una jornada que marca el inicio del buen tiempo como explicaba el alcalde de Monzón, Álvaro Burrell.

La jornada comenzaba con la apertura del camino del romero a las ocho de la mañana, los romeros eran recibidos en la explanada de la Cruz donde degustaban huevos fritos con longaniza, roscón y vino, amenizados por Aires Monegrinos. Mientras las escalinatas de acceso a la ermita se llenaba de montisonenses que subían para pasar por el camarín de la Virgen o tocar la campana.

El concejal de Festejos, Gonzalo Palacín, destacaba que había sido una mañana espléndida y que muchos romeros habían subido a pié, como quedaba patente al acabarse rápidamente el avituallamiento situado en el arranque del camino.

La fiesta de carácter religioso ha contado con la presencia del Obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, quien hablaba a los feligreses que se acercaron a la misa en expresar la alegría por este Lunes de Pascua.

Pérez volvió a mostrarse sorprendido por la cantidad de gente que acude a la romería y ha planteado la posibilidad de hacer la misa abierta al mayor número posible de personas, para ello este año se ha puesto megafonía exterior y se habla de hacerla al aire libre el próximo año.

La Asociación Virgen de la Alegría es la encargada de mantener la ermita durante todo el año en el que trabajan para que en este día luzca de la mejor manera posible. Salvador Sarrado anima a los montisonenses a subir a la ermita más a menudo para conseguir que este abierta el mayor número de días al año.

Entre las novedades de este año está el servicio automatizado del bar y la rampa eléctrica que permite a las personas con movilidad reducida el acceso al camarín.

Tras el almuerzo los montisonenses se reúnen a comer con amigos y familiares para terminar esta jornada festiva.

Comentarios