Cierre provisional del túnel de la HU-631 en el cañón de Añisclo por problemas en la estructura

La Dirección General de Movilidad e Infraestructuras ha anunciado el cierre provisional del túnel de la carretera HU-631, en el punto kilométrico 11.5, carretera de acceso al cañón de Añisclo, ante la detección de problemas estructurales en el mismo. La infraestructura presenta grietas de un tamaño considerable y la boca sur del túnel se ha desplazado unos 30 centímetros respecto a su lugar original.

La decisión de los responsables del Parque Nacional de Ordesa, DGT y Delegación del Gobierno es el cierre provisional de este túnel. La prioridad es garantizar la seguridad de los usuarios. Se trata, no obstante, de una infraestructura de vital importancia turística porque se encuentra en el principal acceso al cañón de Añisclo, un punto del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido muy frecuentado. Durante los puentes festivos del día de Aragón y del día del Trabajador se descarta su uso.

La única solución para garantizar la seguridad parece eliminar la parte del túnel afectada, lo cual es una medida que podría prolongarse durante algunos meses, dado que se encuentra en un Parque Nacional. La voluntad de las administraciones implicadas es actuar de urgencia. El presidente del Parque Nacional de Ordesa, Manuel Montes, dice que "ojalá se encuentre disponible para el verano".

Por el momento se ha procedido a la instalación de señalización para advertir el corte a la circulación. Comienzan ahora los trabajos para estudiar cuáles son las alternativas posibles para garantizar la seguridad vial. El túnel afectado es el segundo de los tres túneles existentes en la HU- 631.

El corte de la carretera se produce desde el kilómetro 5, en la Fuente de los Baños, hasta el kilómetro 13. Este tramo de carretera tiene el acceso al tráfico rodado restringido. La vía alternativa se sitúa a través de la carretera entre Puyarruego y Buerba.

Comentarios