Creada una comisión para garantizar que la concertada escolarice a alumnado con necesidades especiales de apoyo educativo

El Departamento de Educación y los sindicatos representados en la Mesa Sectorial de la escuela concertada han acordado crear una comisión de seguimiento para garantizar que los centros concertados escolaricen a alumnado con necesidades especiales de apoyo educativo. Hay que recordar que el Gobierno de Aragón ha introducido este año como novedad dos requisitos imprescindibles para el acceso y la renovación de conciertos: la gratuidad efectiva del servicio educativo y el compromiso de escolarizar a alumnado con necesidades especiales de apoyo educativo. Los centros debían firmar unas declaraciones juradas de que cumplirán estas dos condiciones.

La Mesa Sectorial ha acordado crear un grupo de trabajo que haga un seguimiento de esta escolarización equilibrada y del cumplimiento del compromiso por parte de la escuela concertada. El secretario general técnico del Departamento de Educación, Felipe Faci, explicaba que hay un desequilibrio manifiesto, y la escuela pública tiene un mayor número de alumnos con necesidades que la concertada. Por ello, decía que hay que equilibrar esas cifras para dar una mejor respuesta al alumnado, y eso es lo que guía sus acciones: dar una mejor respuesta al alumnado y garantizar la igualdad de oportunidades.

El Gobierno de Aragón trabaja para conseguir un equilibrio con distintas herramientas. Por un lado, en la orden de escolarización establece una reserva de hasta tres plazas por aula para el alumnado con necesidades. Lo hace en todos los centros salvo en aquellos que superen el 20% de niños con necesidades específicas. Este porcentaje mejora respecto al curso pasado cuando, por primera vez, se estableció que aquellos colegios que superaran el 30% de alumnos con necesidades especiales no reservarían plaza. Este curso, el límite se rebaja al 20%.

Además, el Departamento hace un esfuerzo para conseguir una mayor detección anticipada de los alumnos que puedan presentar en el futuro necesidades de apoyo. Lo hace, por un lado, con la recuperación de los equipos de atención temprana. Por otro lado, colabora con los ayuntamientos de Zaragoza, Huesca y Teruel para identificar a este alumnado, informar a las familias y ofrecerles la mejor respuesta educativa.

Comentarios