Cierra la Planta de Biomasa de Ansó por falta de demanda

Biomasa Anso

Cinco años después de ser inaugurada, la Planta de Biomasa de Ansó ha cesado su actividad por falta de demanda. Los cinco operarios que trabajaban en la planta de fabricación de pellets dejan de trabajar aunque el cierre legal todavía no se ha realizado. Esta fábrica fue inaugurada en su momento por la Presidenta de Aragón como un símbolo de negocio ligado a la tradicional industria maderera de Ansó. En estos momentos trabajaban 5 personas que perderán su trabajo de no revertirse este cierre.

La fábrica pertenece a la empresa público-privada AFPURNA. Su capital social se encuentra participado por la Mancomunidad Forestal de Ansó-Fago y las empresas Geoforesta S.L., Dalkia España S.L. y Aspurnas Ecoenergía S.L. (GrupoRaga S.A.).

Los problemas que derivan al cierre son de falta de productividad. No tienen demanda suficiente y la rentabilidad no ha podido soportar esa escasez.

La planta trabajaba hasta hace unos días en la antigua serrería de Ansó, dentro de una parcela de tres hectáreas situada en el acceso al casco urbano de la localidad. Supuso una inversión de cuatro millones de euros, además de la puesta en práctica de políticas de Investigación, Desarrollo, información, demostración (I+D+i+d).

Se trataba de un proyecto de colaboración público-privada en el que participan la Mancomunidad Forestal de Ansó-Fago, propietaria de los montes; Dalkia España, referencia a nivel mundial en eficiencia energética y que se encarga del proceso de transformación de AFPURNA Bioenergía; Aspurnas Ecoenergía (Grupo Raga), dedicada a los trabajos forestales y el suministro de la materia prima; y Geoforesta, encargada del asesoramiento y la prestación de los servicios técnicos de ingeniería. 

Comentarios