Importantes ayudas para modernizar edificios anteriores a 1.981 gracias a un Programa de Fomento

El concejal de Urbanismo de Monzón, Gonzalo Palacín, y la arquitecta municipal, Ana Campo, impartieron este martes una charla informativa sobre líneas de subvención para la rehabilitación de edificios de vivienda colectiva. La cita, que se celebró en el salón de plenos del Ayuntamiento, contó con la asistencia de unas 60 personas.

Se trata de una actividad enmarcada en el Programa de Fomento de la Rehabilitación Edificatoria de 2017 promovido por el Gobierno central y el de Aragón, y se distingue porque abarca el conjunto de los cascos urbanos (no específicamente las áreas históricas) y se dirige a los edificios que cumplan una serie de características:

- Construidos antes de 1981 y plurifamiliares.

- Presentan daños estructurales o de cimentación.

- Al menos el 70% de la superficie construida sobre rasante se usa como vivienda.

- Al menos el 70% de las viviendas constituyen el domicilio habitual de los propietarios o arrendatarios.

- Mínimo de 8 viviendas para actuaciones de mejora de la eficiencia energética o la accesibilidad (por ejemplo: instalación de ascensores).

- Mínimo de dos viviendas en edificios donde residan personas discapacitadas o mayores de 65 años.

La previsión es que el Gobierno central aporte 6 millones de euros y el de Aragón 4, y a la provincia de Huesca le corresponderán 2,3. La convocatoria se publicará a finales de mayo y los interesados dispondrán de un mes para presentar las solicitudes y la documentación requerida.

Palacín indicó: “Consideramos que el Programa es útil y muy atractivo desde el punto de vista económico. Por ello adelantamos la información y animamos a los vecinos a tener preparada la documentación que les pedirán. En materia de accesibilidad -y aquí cabe remarcar la importancia de la instalación de ascensores en edificios de tres o cuatro plantas-, la ayuda puede alcanzar el 80% de la inversión. Y en mejora de la eficiencia energética, el 57%”.

Otra cobertura destacable es la adaptación a la normativa vigente de las instalaciones comunes de electricidad, gas, fontanería... El concejal comentó que los técnicos del departamento de Urbanismo resolverán cualquier duda a las comunidades de vecinos y propietarios interesados.

El alcalde, Álvaro Burrell, remarcó la cobertura “universal” del Programa (el ARRU se circunscribe al casco antiguo) y lo calificó de excelente herramienta para modernizar los edificios con medio siglo de historia. “Monzón, por sus características de ciudad industrial receptora de mucha mano de obra, tiene gran número de inmuebles donde viven varias familias que, valga la expresión, necesitan una puesta a punto”, añadió.

Comentarios