Finalizan 17 actuaciones de mejora de desagüe en varios cauces de ríos oscenses

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha finalizado 17 intervenciones para mejorar la capacidad de desagüe en ríos de la provincia de Huesca. Los trabajos han consistido, principalmente, en una retirada de tapones formados por árboles y otros restos vegetales que obstruían los cauces e impedían la normal circulación del agua, incrementando el riesgo de desbordamientos en futuros episodios de crecidas. Los trabajos han tenido una inversión de 140.000 euros.

En concreto, se han realizado limpiezas en el río Estarrún, en Las Tiesas Bajas (Jaca); el río Flumen en Tierz (2 intervenciones), Almuniente (2), Lalueza (3), Grañén (3) y en Sangarrén ; el río Gas, en Jaca ; los ríos Astón y Sotón, en Montmesa y Ortilla; el río Alcanadre, en Albalatillo, el Barranco de Carbonera y Fuente Caño, en Santa Cruz de la Serós y en el río Isuela, en Tabernas de Isuela.

Todas estas actuaciones forman parte de las acciones de conservación de cauces y gestión medioambiental que desarrolla la Confederación Hidrográfica del Ebro y financia con cargo a sus propios presupuestos.

Los trabajos han consistido, principalmente, en la retirada de árboles caídos (o que amenazaban caída), ramas secas y otros restos de vegetación de ribera acumulados, que reducían la sección de desagüe del río y que ya habían generado taponamientos o bien podían formarlos en el futuro, favoreciendo los desbordamientos en caso de avenidas.

Todas estas actuaciones de conservación de cauces se integran en las medidas coordinadas entre Administraciones con competencias en la gestión de avenidas (Comunidades Autónomas, Diputaciones, Ayuntamientos, Comarcas…), reunidas en el Plan de Gestión del Riesgo de Inundación de la Cuenca del Ebro (el PGRIEbro), dirigidas a minimizar en lo posible las afecciones. El objetivo principal de este documento de referencia es promover la coordinación y cooperación entre administraciones, además de una concienciación social que permita aumentar la percepción del riesgo y potenciar la autoprotección. Esto se consigue con una serie de medidas que responden a la fórmula 3P+R: prevención, protección, preparación y recuperación y se concretan en medidas de restauración fluvial (grupo al que pertenecen las actuaciones de conservación y mantenimiento de cauces y de restauración hidrológico-forestal); de mejora de la permeabilidad de infraestructuras; de predicción de avenidas; de Protección Civil; de ordenación del territorio y por último, estructurales.

Comentarios