Aragón reivindica su Estatuto para solucionar los problemas de la comunidad

La comunidad autónoma celebraba su Día de Aragón en una jornada soleada. Tanto el presidente autonómico, Javier Lambán, como la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, defendían el papel que debe jugar Aragón y su Estatuto de Autonomía o la necesidad de contar con una financiación suficiente para frenar la despoblación. Además, por primera vez, 300 aragoneses participaban en este encuentro institucional, previa reserva de plaza.  Precisamente, ahora se cumplen 10 años de la entrada en vigor de su reforma. 

Un acto que estaba cargado de solemnidad y también de emoción, como en el caso de la presidenta de la cámara. Violeta Barba ha concluía su discurso recitando versos de La Ronda de Boltaña, visiblemente emocionada. En su primer Día de Aragón al frente del parlamento autonómico, incidía en la transparencia, la ejemplaridad y el acercamiento a los ciudadanos. "Creo sinceramente que marca el camino que entre todos debemos emprender,  como vías en la inequívoca vocación de servicio que ha de presidir nuestra acción política", remarcaba.

En el Día de Aragón, el presidente Lambán pedía una comunidad autónoma valiente y optimista, apoyado en los motores la cultura, la educación y lainvestigación. "Y hemos de hacerlo a través del ejercicio de una militancia aragonesista ejercida con ímpetu, basada en liberar y en explotar todas las energías cívicas, toda la capacidad creativa y el talento que atesora nuestra comunidad". Respecto al Estatuto, "establece con precisión el derecho de la comunidad y de los aragoneses a la bilateralidad económica, es uno de los estatutos más avanzados en ese sentido y debemos exigir también bilateralidad política".

Comentarios