Los trabajos para rehabilitar el puente de la palanca avanzan a buen ritmo

Puente Montañana

Hace algo más de un mes que comenzaron las obras de restauración del puente de la palanca de Puente de Montañana y las cabeceras del mismo están, prácticamente, reconstruidas a la espera de poder colocar los anclajes. Cuando lleguen las sirgas se podrá comenzar con el montaje propiamente dicho. El alcalde del municipio, Xavi Bergua, espera que a finales de junio el puente esté ya montado. Es Diputación Provincial de Huesca la institución que financia estos trabajos.

La idea que barajaba el consistorio de poder habilitar, durante este tiempo, una pasarela provisional para unir el casco antiguo con la N230, de momento, no se ha llevado a efecto. Miembros del Ministerio de Defensa e ingenieros del ejército estuvieron en Puente de Montañana a finales de marzo para evaluar las posibilidades que existían y, desde entonces el Ayuntamiento, está a la espera de recibir el presupuesto para decidir si es un gasto asumible o no (la manutención del personal que se desplace para colocarla).

Las obras del puente colgante comenzaban a finales de marzo desmontando toda la estructura del mismo tras haber desviado, en días anteriores, los servicios de agua, luz y teléfono.

El alcalde del municipio Xavi Bergua, explicaba que, la rehabilitación va a ser casi integral con el objeto de conseguir que el puente recupere el aspecto original.

Desde mediados de febrero, el puente está cerrado por seguridad. El Ayuntamiento de Puente de Montañana tomaba la decisión tras la revisión que el propio alcalde, Xavi Bergua, hacía la instalación y comprobar el mal estado en el que se hallaban las sirgas, anclajes y estructura del puente. La información se ponía en conocimiento de los técnicos de DPH y, siguiendo sus consejos, se tomaba la decisión de cerrar el puente.

Este puente colgante cumple este mes de abril 79 años tras haberse ‘reparado’ en 1938. El paso se cortó para evitar el avance del ejército nacional y los trabajos, para recuperarlo, con el objetivo de que el frente siguiese adelante, duraron una semana. Fue explicaba, el alcalde, una chapuza, una solución de urgencia que alteró el diseño original del puente u que ‘ha durado casi 80 años’. Una vez que terminó la guerra sólo se llevó a cabo una pequeña reparación hace casi 40 años.

Comentarios