La SD Huesca, pendiente del Comité de Apelación, prepara cambios ante las bajas de Aguilera y Melero

Entrenamiento ECA SD Huesca partido fútbol

Una vez que el Comité de Competición ratificó las tarjetas a Aguilera y Melero, este jueves se conocerá si finalmente el de Apelación atiende los recursos de la SD Huesca para librar de la sanción a los dos jugadores, o por lo menos a uno, de cara al partido con el Rayo Vallecano del lunes. Anquela de todas formas ya prepara el partido con novedades en ese doble eje del centro del campo ante la posible ausencia de dos de los pilares del equipo.

El Huesca se ejercitaba en una intensa sesión y es que, aunque el partido no se juega hasta el lunes, hay que mantener la tensión de cara a un choque que puede abrir de nuevo las puertas del playoff. El equipo es consciente del momento que vive y de la oportunidad que tiene de jugar la promoción de ascenso con siete intensas jornadas por delante.

Ante la posible ausencia de Aguilera y Melero, si Apelación no dice lo contrario, el técnico tendrá que variar el once y además pierde a dos de los jugadores más importantes y decisivos. En este caso las opciones serían para Lluis Sastre, David López y Bambock, con los que ya se trabaja de cara a ese cambio.

Los jugadores están preparados. Lo decía Lluis Sastre este martes y lo repetía David López, que ya tiene experiencia en jugar en esa posición, si bien Anquela lo había utilizado en las últimas jornadas en banda. Juegue quien juegue hasta ahora los que han entrado han respondido bien y ese es un buen apoyo para el entrenador que tiene que decidir lo que hará el lunes.

Llega el Rayo Vallecano que está en su mejor momento de la temporada. Desde la llegada al banquillo de Michel ha conseguido salir de los puestos de abajo y ahora está con mucha más confianza y tranquilidad por lo que será un partido muy difícil.

El Huesca sabrá lo que hayan hecho sus rivales y eso puede ser un punto más de motivación o de presión para este encuentro. Se espera que la afición responda y es que desde Madrid se apunta a la presencia de unos 400 aficionados en las gradas del Alcoraz.

Comentarios