La comida de la Marcha Aspace volverá a tener sabor oscense

La comida de la Marcha ASPACE Huesca se ha consolidado como uno de los momentos estelares de la jornada que se desarrollará el próximo domingo 7 de mayo. Tras el esfuerzo físico que harán los participantes que recorran los 18 kilómetros o parte de su itinerario, llegará el momento de recuperar fuerzas. De nuevo, muchos profesionales altoaragoneses de la cocina cooperarán en esta quinta cita solidaria y deportiva, a la que ya se han apuntado alrededor de 5.000 personas. En el momento de realizar las inscripciones hay que indicar si se van a quedar a degustar los platos de los cocineros, de forma gratuita.

La Cocina de José Fernández, la Asociación de Cocineros San Lorenzo de Huesca y un grupo de alumnos de la Escuela de Hostelería San Lorenzo se pondrán al frente de los fogones para que todo esté preparado. Además, por segundo año se contará con el apoyo logístico de la Peña lo Magré de Albelda, con gran experiencia en colaboración en eventos multitudinarios como lo demuestra la Festa del Tosino, que cederá una paellera gigante con capacidad para 2.500 raciones, lo que facilitará mucho la labor de los chefs.

El menú, como ya empieza a ser tradición, consistirá en un guiso de garbanzos como plato principal. Para su elaboración, se contará con 400 kilos de legumbre, 200 de verduras, 250 de carne y 600 litros de caldo. En total, se manejarán más de 1.500 kilos de comida para su preparación, que darán lugar a alrededor de 4.000 raciones.

De nuevo, ASPACE Huesca garantizará también que puedan comer todo tipo de “marchosos”, preparando platos aptos para musulmanes, vegetarianos, sin gluten y triturados.

Como en ediciones anteriores, la comida se servirá en el Palacio de Congresos, tras la finalización de la Marcha, tanto dentro del edificio como en los exteriores, donde se instalará una carpa gigante, con capacidad para 300 mesas, con el fin de que aquellas personas que decidan comer al aire libre lo hagan de la forma más cómoda posible.

Un año más, el sábado y el domingo por la mañana se servirá una tapa solidaria (pan con tomate, jamón serrano y queso curado de vaca), y lo recaudado se añadirá a los donativos de los participantes en la marcha. Todas las aportaciones que se consigan se destinarán para la compra de una furgoneta adaptada para personas con movilidad reducida y elementos de domótica para la residencia de Aspace. Estos son los proyectos de inversión vinculados a esta 5ª edición de la Marcha.

El lema de 2017 es “sentirse bien” y la camiseta será de color naranja. La organización corre a cargo de la Asociación Aspace Huesca, la Comarca de la Hoya de Huesca y el Ayuntamiento de la ciudad y cuenta con la colaboración especial de la Diputación Provincial y la implicación de más de 100 empresas, entidades, clubs y organizaciones de todo tipo de nuestra ciudad y provincia.

Comentarios