Desde la Ciudadela de Jaca se alude a la señalización existente tras la caída de una mujer al foso

El accidente ocurrido el pasado viernes en la Ciudadela de Jaca, en el que una mujer se fracturaba las piernas tras caer al foso del castillo, sigue coleando y es que, según informa el Heraldo, la afectada quiere presentar una denuncia ante la Policía Nacional porque consideran que no había suficiente seguridad ni luz y que tardaron demasiado en rescatar a la mujer. También se ha informado de que la Policía Local dio el alto al vehículo en el que circulaban tanto la mujer como sus acompañantes observando éstos que se encontraban en estado de embriaguez. Al parecer os agentes aconsejaron, tanto al conductor como a las acompañantes, dar un paseo hasta que se bajaran los efectos del alcohol.

El Monumento cuenta con varios carteles informativos en sus entradas en los que se advierte de la prohibición de bajar a los fosos. “Por su seguridad y por la conservación del Castillo”, dicen los anuncios. Se decidió colocarlos tras un incidente similar hace unos años. Desde el Consorcio Castillo de San Pedro, propietario del monumento, no quieren profundizar en el asunto pero aluden a la señalización existente y a las limitaciones que un monumento declarado Bien de Interés Cultural tiene a la hora de añadir vallas o señalización más llamativa.

La mujer fue trasladada al hospital Miguel Servet de Zaragoza donde espera una operación tras la fractura del tobillo y otros daños en la pierna. Se quejan de la tardanza del rescate, al menos de una hora y media, dicen.

QUEJA DE LA ASOCIACIÓN DE BOMBEROS PROFESIONALES

En relación a este incidente, la Asociación de Bomberos Profesionales de Aragón ha enviado un comunicado relacionando la “falta de bomberos profesionales en Jaca” con la tardanza en la atención a la mujer accidentada.

Desde la Asociación se preguntan “cómo es posible que se haya dado esta lamentable situación. ¿Cómo es posible que a día de hoy en el centro de una localidad como es Jaca, no haya medios o cualificación suficiente para acceder a un foso de cuatro metros de profundidad?”. Para ellos estas preguntas sólo tienen una respuesta: falta de profesionales. La Asociación asegura que llevan muchos años denunciando esta situación “que nadie parece querer resolver como es debido”. En virtud a la legislación establecida, concluye esta asociación, “el Ayuntamiento de Jaca presta ineficazmente un servicio que no le compete, mientras la Diputación Provincial de Huesca y la Diputación General de Aragón miran hacia otro lado o pretenden solucionarlo parcheando la situación con medidas igualmente ineficaces, que sólo buscan reforzar un sistema obsoleto como es la gestión local o comarcal de los Servicios de Emergencias.”

Comentarios