El Ayuntamiento invierte 53.000 euros en el canal de la Almunia para mejorar el suministro de agua a Huesca

canal de la Almunia

El Ayuntamiento de Huesca ha iniciado las obras de acondicionamiento e instalación de medidas de seguridad en el canal de la Almunia, en el tramo comprendido entre el azud del río Guatizalema y el sifón de La Pedrona. El objetivo de estos trabajos, que acomete la empresa Guza, S. L. por un importe de 53.087,54 euros, es asegurar el suministro de agua a la ciudad de Huesca en condiciones de seguridad, salubridad, optimización de la infraestructura y ahorro energético, ya que la última intervención de mantenimiento en este canal se realizó hace siete años, lo que había deteriorado el estado de esta instalación.

Tal y como se comprobó dentro de las revisiones a las instalaciones de abastecimiento que conlleva el control de calidad del agua potable de Huesca, la vegetación y desprendimientos habían invadido el recorrido en las zonas en las que el canal va al aire libre, ocultando esta infraestructura y provocando taponamientos y fugas de agua. Estos taponamientos causan retenciones de agua que impiden que se aproveche de manera óptima la capacidad de transporte de agua del canal y obliga a mantener la estación de bombeo en continuo funcionamiento con el consiguiente sobrecoste de consumo de energía.

Por ello, el equipo de gobierno consideró prioritario el acondicionamiento del canal, de unos 1.700 metros de longitud, que capta el agua del río Guatizalema proveniente del embalse de Vadiello y la lleva hasta la estación de bombeo de La Almunia del Romeral, para desde allí pasar a los depósitos de Loporzano y Montearagón, donde se trata el agua antes de su distribución desde el depósito de copa a gran parte de la ciudad de Huesca.

La actuación que se está ejecutando, con un duración prevista de tres meses, comprende la limpieza y desbroce del recorrido del canal, dotarlo de sistemas de seguridad para realizar trabajos en la zona y reparar los tramos rotos de la infraestructura y de la losa que lo cubre para evitar fugas y que pueda aprovecharse toda el agua captada del azud del río Guatizalema.

Según explicaba la concejala de Servicios Generales, María Rodrigo, con estas acciones se pretende subsanar los daños que la falta de mantenimiento han producido en este tramo del canal. Añadía que este acondicionamiento repercutirá directamente no solo en la calidad del agua, sino también en el mejor aprovechamiento del caudal de agua captada del río que llega al punto de unión con la estación La Almunia del Romeral, que ya no tendrá que funcionar a tiempo completo, con el correspondiente ahorro en consumo de energía eléctrica y menor desgaste del equipo.

Comentarios